Un acuerdo entre la UCR y Unión por la Patria presionó al oficialismo y habrá dictamen sobre la emergencia prespuestaria

Tras casi cinco horas de sesión atravesadas por cruces, discusiones reglamentarias, mociones de orden y apartamientos de reglamento, la oposición logró la obligatoriedad para obtener dictamen sobre los temas vinculados al financiamiento educativo.

En una sesión marcada por el escándalo y signada por la dilación y la discusión reglamentaria, los bloques de la UCR y Unión por la Patria lograron aprobar el emplazamiento de a las comisiones de Presupuesto y Educación para tratar el proyecto de financiamiento universitario y el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID). Pese a la negativa de La Libertad Avanza y el PRO, se consolidó una mayoría con 152 votos afirmativos compuesta por UxP, la UCR, HCF, Innovación Federal, la Coalición Cívica y la izquierda.

El radicalismo y Unión por la Patria unificaron las mociones solicitadas por sus presidentes de bloque para que el próximo jueves se dictamine sobre el financiamiento de las universidades y el martes 28 sobre el FONID.

Antes de hacer oficial la convocatoria a sesión especial, el oficialismo intentó desarticular la sesión y llamó a un plenario de las comisiones de Presupuesto y de Educación para el jueves con el fin de debatir allí los proyectos planteados. Sin embargo, el bloque presidido por Rodrigo De Loredo no cedió y logró el quórum con el apoyo de UxP, Hacemos, la Izquierda y la Coalición Cívica.

Germán Martínez bloque Unión por la Patria Diputados

Además de la convocatoria a las comisiones impulsadas por el oficialismo, el vocero presidencial, Manuel Adorni, anunció este martes que el Gobierno llegó a un acuerdo con las universidades nacionales para aumentar el presupuesto y "terminar con la discusión".

Tras estos dos intentos, la oposición manifestó que no se conoció ningún comunicado ni documento emitido por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), por lo tanto la convocatoria continuaba en pie.

En un principio, las dudas estaban puestas sobre si habría o no quórum, sin embargo, minutos antes del inicio de la sesión, el propio radicalismo manifestó que si lograba los dos tercios de los votos se podrían aprobar los proyectos. En este caso, se necesita de una mayoría especial, dado que las iniciativas no cuentan con dictamen previo. Finalmente no ocurrió.

El desorden en plena sesión quedó expuesto en un cruce que tuvieron los diputados Alejandro Finocchiaro (diputado del PRO y presidente de la Comisión de Educación) y Rodrigo De Loredo (UCR-Córdoba). Durante esta discusión, Finocchiaro cuestionó que durante un encuentro que tuvo lugar el viernes por la noche entre una serie de diputados, se acordó que si el diputado Espert y él llamaban a una reunión de comisión conjunta para dictaminar el día jueves 23 de mayo, la sesión se levantaba.

Dentro de 15 días aproximadamente, cuando estos temas lleguen al recinto, junto con la propuesta de modificación a los haberes de los jubilados –que tiene una sesión pedida para el 4 de junio- se verá si se consolida una mayoría opositora para avanzar sobre estos temas y marcarle la agenda al Gobierno.

DEJA TU COMENTARIO: