40 años y 40 leyes, una joven democracia argentina que debe seguir creciendo en derechos

En estas cuatro décadas, cientos de legislaciones han atendido las necesidades de mayorías y minorías de nuestro país para fortalecer la vida de los individuos. Hay indicadores económicos que preocupan, pero será con más derechos y con una mirada hacia el otro que seguiremos fortaleciendo la vida democrática.

Cuando Javier Milei asuma este 10 de diciembre, se habrán cumplido apenas 40 años de la recuperación de la democracia luego del periodo más oscuro de la historia argentina, como lo fue la dictadura cívico-miliar que asoló al país con un demostrado plan sistemático para la desaparición de personas y un plan económico que privilegió la timba financiera.

Luego de cuatro décadas de sucesivos gobiernos democráticos elegidos en libertad por los argentinos, en los que se sucedieron crisis recurrentes como la hiperinflación, el efecto Tequila, el fin de la convertibilidad, con el consecuente estallido del 2001, y una actual inflación que ya supera más del 180% anualizado, la democracia sigue siendo el bastión de una identidad nacional, de una Argentina abierta al mundo que, desde el sur del hemisferio, mantiene su pujanza.

Es fácil caer en la tentación de hacer un balance negativo de estos 40 años. “Estamos peor que nunca”, “pasaron 10 años de democracia y la economía está cada vez peor”, “los políticos se ‘chorearon’ todo en estos 40 años”, son solo algunas de las frases que se pueden escuchar en un café, en la cola de un banco o en un encuentro familiar.

Sin embargo, hablar mal de esta joven democracia argentina es un facilismo que nos hace olvidar aquellas cosas que son un orgullo nacional. Por mencionar solo algunas, la educación pública sigue siendo sostenida por docentes que hacen Patria todos los días, la salud es atendida por médicos que dejan la piel para salvar vidas, y las mayorías y minorías se refugian en derechos que hemos ido ganando con sudor y lágrimas, aunque no hayamos tenido una guerra.

Derechos que se han ido consiguiendo por la articulación entre los ciudadanos y la política, con el sostén del diálogo político y la efervescencia de las calles. Por supuesto que falta y que hay políticos que han pifiado el camino. Emergentes de la sociedad, hay dirigentes que nunca estuvieron a la altura de la gestión pública, pero, en cambio, hay cientos que se fueron de la política con lo mismo que entraron.

En esto 40 años, son muchas las leyes que inauguraron derechos que no existían y que abrieron una categoría que nos hicieron mejores como sociedad. En C5N.com hicimos un compilado en el que seleccionamos 40 leyes que se parieron en esta democracia, que debe seguir alimentándose con derechos, y claro que también con obligaciones. Pero que los nuevos tiempos no nos confundan, los derechos son inherentes al ser humano, a los niños y niñas, a los adultos y adultas mayores, a los trabajadores y trabajadoras, en definitiva, a todos y todas los que habitan este hermoso país.

En un mundo en el que el avance exponencial de la tecnología pone en jaque a todo lo que conocemos, necesitamos estar juntos, pensar en el otro, y reforzar y corregir un sistema democrático que tanto nos ha dado en estos 40 años para hacer frente a los tiempos por venir, respetando el valor de la vida.

Ley de Matrimonio Igualitario, Ley de Cannabis Medicinal, Ley de electrodependientes, Ley de Divorcio, Ley de cupo travesti-trans, Ley de Talles, Ley de VIH, Ley de voto joven, Ley de banco de datos genéticos, Ley de identidad de género, Ley de Educación Sexual Integral, Ley del aborto, Ley de salud mental, Ley de accesibilidad, Ley de fertilización asistida, Ley de trata, Ley Justina, Ley Ramona y Ley de etiquetado frontal son solo algunas de las 40 leyes que recorreremos en este especial del equipo de C5N.com.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: