Crece el temor por una ofensiva israelí en el sur de Gaza: Hamás advirtió que podría dejar "decenas de miles de muertos y heridos"

En un comunicado, el grupo islamista mencionó el riesgo de "una catástrofe". En Rafah viven 1,3 millones de palestinos, más de la mitad de la población de la Franja de Gaza.

El ejército israelí bombardea este sábado Rafah, en el extremo sur de la Franja de Gaza, donde se hacinan centenares de miles de civiles y cuya evacuación reclamó Benjamin Netanyahu antes de una posible ofensiva terrestre. El movimiento islamista palestino Hamás afirmó que una ofensiva en ese territorio, podría dejar "decenas de miles de muertos y heridos".

En un comunicado, el grupo islamista advirtió del riesgo de "una catástrofe y una masacre que podría conllevar decenas de miles de mártires y heridos" y señaló que responsabilizaría de las posibles consecuencias a "la administración estadounidense, la comunidad internacional y la ocupación israelí".

Varios testigos dieron cuenta en las primeras horas del sábado de bombardeos en los alrededores de esa localidad, donde viven 1,3 millones de palestinos, es decir, más de la mitad de la población total de la Franja de Gaza. En su gran mayoría, se trata de refugiados que huyeron de los combates en otras zonas del enclave.

El ministerio de Salud del movimiento islamista palestino Hamás, que gobierna la Franja desde 2007, indicó que por la noche se habían notificado 110 decesos y también informó de "intensos combates" este sábado en el hospital Nasser de Jan Yunis, en el sur del territorio. El viernes, las fuerzas israelíes allanaron el otro gran hospital de esa ciudad, Al Amal.

Tras pasar por la ciudad de Gaza y por Jan Yunis, las fuerzas israelíes prepararían ahora una operación terrestre en Rafah, fronteriza con Egipto, en el marco de su operación militar contra Hamás.

Netanyahu, que el miércoles instó al ejército a preparar una ofensiva contra Rafah, pidió el viernes a los militares que elaboren un "plan combinado" de "evacuación" de civiles de Rafah y de "destrucción" de Hamás en esa ciudad y que se lo entreguen.

"Es imposible lograr el objetivo de la guerra sin eliminar a Hamás y dejando cuatro batallones de Hamás en Rafah", afirmó el dirigente israelí. Para ello, es necesario que "los civiles evacuen las zonas de combate", añadió.

En esa localidad, crece el temor de los habitantes ante una posible ofensiva terrestre.

"Si ellos [el ejército israelí] invaden Rafah, como dijo Netanyahu, habrá matanzas y ya podemos despedirnos de cualquier [muestra de] humanidad", declaró en Rafah Adel al Hajj, un desplazado.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: