Salud mental: cómo nos afecta la frustración, tres consejos para lidiar con esta emoción

Se trata de una reacción emocional negativa e inevitable. La clave es aprender a lidiar con ella para tener una mejor adaptación a situaciones de la vida cotidiana.

¿Alguna vez te preguntaste si algunas personas que se frustran más que otras o todas nos frustramos por igual? La frustración es una respuesta emocional que suele ser sentida como desagradable pero que es parte de la vida. No podemos tenerlo todo en el momento en que lo deseamos.

La clave para lidiar con esta emoción es aprender a gestionar y aceptar la diferencia entre lo ideal y lo irreal. La tolerancia a la frustración se desarrolla y se aprende a medida que crecemos es una capacidad que se ejercita y que cumple un rol clave en los procesos de aprendizaje.



Está relacionada con nuestras capacidades de regulación emocional y de nuestro control de la ira, quienes se frustran rápidamente suelen buscan soluciones rápidas y les cuesta esperar. Por eso estas personas suelen ser rígidas e inflexibles en sus pensamientos. Les cuesta solucionar problemas, adaptarse a los cambios y tener constancia a la hora de trabajar en post de un objetivo específico.

Esto puede generar que rápidamente abandonen espacios o situaciones que les generan malestar y estrés por no poder lidiar con esa frustración. Generalmente se debe a que cuando las cosas no salen como esperan sufren mucha ansiedad y terminan evitando esas situaciones.

Estrategias para mejorar la tolerancia a la frustración

  • Focalizar la atención en la solución del problema y no en el malestar.
  • Ejercitar nuestras habilidades para solucionar problemas
  • Ante una exigencia, hacer una pausa y enfriarse emocionalmente antes de tomar una decisión o analizar la situación.

*Liza Murlender, psicóloga M.N. 70026

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: