Cómo podés evitar que un perro te muerda según Harvard

La mordida de un canino puede generar varios problemas en el físico de las personas y enfermedades según el caso. Enterate cómo prevenir estas complicadas situaciones en esta nota.

La Universidad de Harvard publicó un artículo en el que explica las formas más eficaces para prevenir las mordeduras de perros y evitar momentos complejos y dolorosos.

Asimismo, según la Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria (AVMA), estas situaciones ocurren por accidente cuando las personas juegan sanamente con su mascota, pero la mayoría de las veces, los animales muerden a las personas como respuesta inmediata a sentirse estresados o asustados.

Es clave socializar a los canes desde una edad temprana en pos de reducir la agresión y la ansiedad, así como proporcionarles entrenamiento en obediencia básica. Además es esencial aprender a reconocer las señales de que un animal puede estar cansado, ansioso o molesto, como gruñidos, mostrando los dientes o rigidez corporal y retirarse frente a estas señales. Si tenes un perro con problemas de agresión o miedo, busca la ayuda de un profesional en comportamiento canino.

perro mordedura

De qué manera podés evitar que te muerda un perro según Harvard

Se recomienda nunca dejar a los niños solos con ellos, y enseñarles a no molestar a su mascota mientras come, duerme o cuida a sus cachorros. Algunas recomendaciones son:

  • Siempre consultar al dueño si es pertinente acariciarlo, incluso si parece amigable
  • Asegurarse de que te vea y te olfatee y te reconozca antes de acercarse para acariciarlo.
  • No acariciar a un can que parezca estar asilado, asustado, enfermo o violentado.
  • Si se acerca un perro desconocido, mantener la calma y la serenidad, evitando el contacto visual; pararse con el costado de tu cuerpo mirando al perro y decir “no” o “fuera” con voz decidida y firme. Es importante esperar hasta que se retire o aléjese lentamente.

Los perros pueden morder por diversas causas, y es de suma importancia entenderlas para evitar incidentes. Algunas de las más comunes incluyen:

  • Miedo o ansiedad: pueden morder como respuesta a escenarios que les generan miedo o ansiedad, como estruendos, movimientos bruscos o personas que no conocen.

  • Dolor o malestar: Un perro que está vivenciando dolor o malestar debido a una enfermedad, lesión o molestia física puede morder como una forma de defenderse o expresar su dolencia.

  • Defensa del territorio: Algunos perros pueden morder como respuesta a la protección de su territorio, en especial si perciben una amenaza hacia ellos mismos, su familia o su hogar.

  • Falta de socialización: Los perros que no fueron socializados adecuadamente pueden tener dificultades para vincularse con personas u otros animales, lo que puede llevar a comportamientos violentos, incluidas las mordeduras.

  • Juego brusco: Los perros, especialmente los cachorros, pueden morder durante el juego como parte de su actitud natural. Sin embargo, es importante enseñarles a moderar su fuerza y no habilitar el juego brusco.

DEJA TU COMENTARIO: