La NASA deberá establecer una hora estándar para la Luna por orden de la Casa Blanca

El gobierno de Estados Unidos busca fijar normas internacionales en el espacio ante la creciente carrera lunar entre naciones y empresas privadas.

El gobierno de Estados Unidos ordenó este martes a la NASA que establezca una hora estándar unificada para la Luna y otros cuerpos celestes, con el objetivo de fijar normas internacionales en el espacio ante la creciente carrera lunar entre naciones y empresas privadas.

Según un memorando al que tuvo acceso la agencia de noticias Reuters, el jefe de la Oficina de Política Científica y Tecnológica (OSTP) de la Casa Blanca, Arati Prabhakar, le ordenó a la agencia espacial que trabajara con otras áreas del Gobierno estadounidense para diseñar un plan para finales de 2026 con el cual establecer una denominada Hora Lunar Coordinada (LTC, por sus siglas en inglés).

Las diferentes fuerzas gravitacionales en la Luna y en otros cuerpos celestes cambian la forma en que se desarrolla el tiempo en relación a cómo se percibe en la Tierra. Entre otras cosas, la hora LTC proporcionaría un punto de referencia para el cronometraje de las naves espaciales y satélites lunares que requieren una precisión extrema para sus misiones.

"El mismo reloj que tenemos en la Tierra se movería a un ritmo diferente en la Luna", señaló Kevin Coggins, jefe de navegación y comunicaciones espaciales de la NASA.

"Piense en los relojes atómicos del Observatorio Naval de Estados Unidos, en Washington. Son el latido del corazón de la nación y lo sincronizan todo. Usted querrá un latido en la Luna", agregó.

Una futura base científica en la Luna

En el marco de su programa Artemis, la NASA pretende enviar misiones de astronautas a la Luna en los próximos años y establecer una base científica que podría ayudar a preparar el escenario para futuras misiones a Marte. Varias empresas, naves espaciales y países participan en el esfuerzo.

Desde OSTP explicaron que, sin una hora estándar lunar, sería un desafío garantizar que las transferencias de datos entre naves espaciales sean seguras y que las comunicaciones entre la Tierra, los satélites lunares, las bases y los astronautas estén sincronizadas.

Las discrepancias en el tiempo también podrían provocar errores en el mapeo y la localización de posiciones en la Luna o en su órbita.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: