Fenómeno de La Niña: se espera una nueva sequía para mediados de este año

Así lo informó el Instituto Nacional de Tecnología Agrícola (INTA) en su último informe agrometeorológico. De acuerdo a los especialistas, las lluvias generadas por El niño se debilitarían a principios del próximo otoño.

El Instituto Nacional de Tecnología Agrícola (INTA) dio a conocer su último informe agrometeorológico en el cual advierte que las lluvias producidas por el fenómeno de El Niño se irían extinguiendo paulatinamente tras el verano y los primeros meses de otoño próximo, para dar lugar a "LaNiña, vinculada históricamente a sequías. Los especialistas remarcan, de todas maneras, que este proceso no implicaría necesariamente la repetición de la grave sequía en 2022 y 2023.

El organismo público indicó que "para el trimestre febrero-marzo-abril, todos modelos indican un debilitamiento de los valores cálidos de la temperatura del océano Pacífico Ecuatorial. Se espera que El Niño continúe presente durante lo que resta del verano e inicio del otoño, con una transición hacia la fase neutral del ENSO a partir del trimestre abril-junio".

Por consiguiente, "la mayoría de los modelos coinciden en indicar la continuación del enfriamiento del océano Pacífico central. De esta manera, hacia julio-septiembre 2024 la mayor probabilidad (más del 60%) se asigna a la fase La Niña", infiere el informe. Los expertos indican que se espera que la Niña comience a prevalecer a partir de septiembre, tras una transición suave de alrededor de tres meses, pero las variaciones de los últimos años tampoco dan una validez segura a esos pronósticos.

¿Qué son los fenómenos de "La Niña" y "El Niño"?

El Niño y La Niña son fenómenos climáticos globales que alteran las condiciones en todo el planeta.

El Niño consiste en el calentamiento de las aguas superficiales del la región ecuatorial del océano Pacífico y suele estar asociado con el aumento de las precipitaciones en varias zonas de Sudamérica, lo que puede redundar tanto en beneficios para el agro, como en perjuicio, al producirse inundaciones y crecimiento del caudal de los ríos.

La Niña, a partir del enfriamiento en las aguas superficiales del Pacífico, suele estar asociado a períodos de sequía, como la que en la Argentina provocó pérdidas en la actividad agropecuaria durante 2022-2023 en unos 15 mil millones de dólares.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: