Otra investigación del ataque al Capitolio complica más a Donald Trump

Descubrieron en los archivos de la Casa Blanca un dato clave sobre los registros telefónicos del entonces presidente de Estados Unidos.

En el marco de la investigación del asalto al Capitolio de Estados Unidos, descubrieron en los archivos de la Casa Blanca de aquel día que hubo una brecha de casi ocho horas en los registros telefónicos del entonces presidente estadounidense Donald Trump.

Las muestras detallan una pausa de 457 minutos, que abarcó el período comprendido entre las 11.17 y las 18.54 del 6 de enero de 2021. Durante parte de ese tiempo, se produjo el ataque al edificio del Congreso por parte de un grupo de partidarios violentos de Trump, según informaron The Washington Post y la cadena CBS.

Los Archivos Nacionales, la agencia gubernamental que guarda los documentos presidenciales, entregó 11 páginas de registros de llamadas de la central telefónica y otros al comité especial que investiga el hecho ocurrido cuando se iba a oficializar el triunfo del demócrata Joe Biden sobre Trump en las elecciones pasadas.

Los mismos muestran que Trump tuvo llamadas con al menos ocho personas en la mañana del siniestro y 11 esa misma noche. Pero hubo muchos reportes sobre conversaciones telefónicas que Trump tuvo con aliados en el Congreso durante los disturbios que no aparecen en el registro.

La investigación, además, indaga si Trump utilizó algunos canales secundarios no oficiales, como "teléfonos desechables", es decir, celulares prepagos de bajo costo que tienen la particularidad de que su rastreo es complicado y están diseñados para desactivarse después de su uso.

Los documentos muestran que el exestratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, quien les dijo a los oyentes de su podcast el día antes del ataque que "mañana se desatará el infierno", habló con Trump dos veces el 6 de enero. Bannon fue acusado formalmente el año pasado por el Departamento de Justicia por negarse a cooperar con el comité del Congreso.

La revista Rolling Stone informó en noviembre pasado que los organizadores del mitin "Stop the Steal" (Paren el robo, en alusión a las elecciones presidenciales de 2020) se habrían comunicado con miembros de alto rango del círculo íntimo de Trump antes del asalto usando teléfonos desechables.

"No tengo idea de qué es un teléfono desechable, que yo sepa, nunca he escuchado el término", expresó Trump en un comunicado al Post.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: