La ONU denuncia a Israel de posibles crímenes contra la humanidad

El informe publicado este miércoles por la oficina para los Derechos Humanos de la ONU analizó seis de los ataques que dejaron como consecuencia más de 200 muertes de civiles.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmó que los recientes bombardeos de Israel en Gaza podrían constituir crímenes contra la humanidad ya que implican "ataques sistemáticos contra la población civil".

El informe publicado este miércoles por la oficina para los Derechos Humanos de la ONU analizó seis de los ataques perpetrados entre el 9 de octubre y el 2 de diciembre de 2023 contra edificios residenciales, campos de refugiados, una escuela y un mercado, en los que se contabilizaron al menos 218 muertes.

Los ataques, en los que se emplearon bombas GBU-31, GBU-32 y GBU-39, causaron un alto número de víctimas civiles y una enorme destrucción de objetos no militares, "planteando serias dudas sobre la aplicación de las leyes de la guerra en cuanto a respeto de los principios de distinción, proporcionalidad y precaución".

De acuerdo con el jefe de la oficina de la ONU, el alto comisionado Volker Türk, la norma de reducir al mínimo el daño a civiles en acciones bélicas "parece haber sido consistentemente violada en la campaña de bombardeos de Israel". En ese sentido, recordó las declaraciones por parte de responsables de las fuerzas israelíes que reconocieron que su principal objetivo era causar el máximo daño.

Volker Türk

También subrayó que oficiales de las fuerzas de defensa israelíes llegaron a calificar como "bestias humanas" a todos los residentes de Gaza.

Además el estudio resaltó que "dada la densa población de las áreas contra las que se dirigieron estos explosivos, el uso de ellos, con unos efectos tan amplios en extensas zonas, es probablemente un ataque indiscriminado", prohibido por las leyes internacionales.

En cinco de estos ataques no se emitió una alerta previa, lo que aumenta la convicción de que no se respetó el principio de precaución.

Tras estas conclusiones, el alto comisionado pidió que Israel investigue éstos incidentes con el fin de identificar a sus responsables para que rindan cuentas, asegurando así el derecho de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación.

Entre los seis ataques analizados se encuentran el ejecutado contra un mercado de Jabalya, al extremo norte de Gaza; el que sufrió la escuela de Al Buraq, en la capital gazatí el 10 de noviembre; y los de dos campos de refugiados.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: