Joe Biden anunció el envío de 31 tanques de combate M-1 Abrams a Ucrania

El presidente de los Estados Unidos afirmó que la entrega de vehículos armados no es una "amenaza ofensiva para Rusia", sino que se trata de ayudar a Ucrania para "proteger su territorio".

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles el envío de 31 tanques M-1 Abrams a Ucrania para resistir la invasión de Rusia, algo que podría dar un vuelco a la guerra, que lleva ya 336 días.

El anuncio de Biden significa un giro de Washington respecto al material militar que entrega a Kiev, luego de que el gobierno demócrata argumentara durante meses que esos blindados eran demasiado difíciles de operar y mantener para las tropas ucranianas.



La decisión de Estados Unidos se produjo horas después de que Alemania aceptara enviar 14 tanques Leopard 2 A6 alas fuerzas ucranianas y autorizara a otros países que tengan esos tanques de fabricación alemana a hacer lo mismo, luego de semanas de renuencia pese a presiones de Ucrania y sus aliados europeos de la OTAN.

Biden dijo que los tanques de Estados Unidos para Ucrania no son una "amenaza ofensiva para Rusia". "Solo se trata de ayudar a Ucrania a defenderse y proteger su territorio. No es una amenaza ofensiva para Rusia. No hay amenaza ofensiva", dijo desde la Casa Blanca luego de un anuncio a la prensa de parte de funcionarios estadounidenses que hablaron bajo condición de anonimato.

Tanques de combate M-1 Abrams
Tanques de combate M-1 Abrams

Tanques de combate M-1 Abrams

Así fueron las negociaciones entre EEUU y Alemania

Alemania había dicho que los Leopard no serían enviados a menos que Estados Unidos pusiera su Abrams sobre la mesa, por no querer provocar la ira de Rusia sin que los norteamericanos, que lideran la OTAN y son quienes más apoyo militar han dado a Ucrania, comprometieran de manera similar sus propios tanques. Desde entonces, ambas partes habían participado en "buenas conversaciones diplomáticas" que permitieron avanzar hacia un acuerdo, dijo a los periodistas un funcionario de alta jerarquía del gobierno de Biden.

El funcionario habló de un "cambio extraordinario en la política de seguridad de Alemania" sobre el suministro de armas a Ucrania desde que Rusia invadió hace 11 meses, informó la cadena CNN.

En la Casa Blanca, Biden dijo que agradecía al jefe de Gobierno alemán, el canciller federal Olaf Scholz, por enviar tanques Leopard a Ucrania pero que no fue su decisión lo que lo llevó a cambiar de parecer sobre los Abrams.

"Alemania no me forzó a cambiar de opinión. Queríamos estar seguros de estar todos juntos" en esto, dijo Biden. "Alemania ha dado realmente un paso hacia adelante. El canciller (Scholz) ha sido una fuerte vos a favor de la unidad", agregó.

El envío de los tanques Abrams forma parte de un paquete de ayuda militar adicional a Ucrania por 400 millones de dólares que también incluye ocho vehículos de recuperación M88, vehículos con orugas similares a tanques que pueden remolcar el Abrams si se atasca.

Con este nuevo anuncio, Francia, el Reino Unido, Estados Unidos, Polonia, Alemania, Países Bajos y Suecia enviarán cientos de tanques y vehículos blindados pesados para fortalecer a Ucrania cuando entre en una nueva fase de la guerra e intente romper las líneas rusas atrincheradas.

Por qué EEUU se resistía a enviar sus tanques a Ucrania

Hasta ahora, Estados Unidos se había resistido a proporcionar sus propios tanques M1 Abrams a Ucrania, citando desafíos logísticos y de mantenimiento extensos y complejos con los vehículos de alta tecnología.

Washington decía creer que era más productivo enviar los tanques Leopard alemanes ya que muchos aliados los tienen y las tropas ucranianas necesitarían menos entrenamiento que en el más difícil Abrams.

La semana pasada, el subsecretario de Defensa para Políticas, Colin Kahl, dijo a periodistas que el Abrams es un equipo complicado, costoso, difícil de mantener y difícil de entrenar.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, había dicho que "no deberíamos proporcionar a los ucranianos sistemas que no pueden reparar, que no pueden mantener y que, a largo plazo, no pueden pagar, porque no es útil”.

Para que el Abrams sea efectivo en Ucrania, sus fuerzas requerirán un amplio entrenamiento en maniobras de armas combinadas: cómo los tanques operan juntos en el campo de batalla y cómo mantener y apoyar el arma compleja de 70 toneladas.

Los tanques Abrams usan un motor a reacción de turbina para propulsarse que insume mucho combustible, lo que significa que se necesita una red de camiones de combustible para mantener la formación en movimiento.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: