Francia: fuerte rechazo de la oposición al pedido de Emmanuel Macron de formar una amplia coalición

El presidente francés sostuvo que "nadie ganó realmente" las legislativas del pasado domingo debido a que la izquierda no logró la mayoría absoluta que le garantizaría la gobernabilidad.

En una carta dirigida a la ciudadanía, que se publicó mientras llegaba a Washington para participar en la cumbre de la OTAN, argumentó que la naturaleza de estas elecciones, "marcadas por una clara demanda de cambio y de reparto del poder", obliga a construir "una coalición de base amplia".

Esa concertación requerirá "dar a las fuerzas políticas un poco de tiempo para elaborar estos compromisos con calma y respeto mutuo", indicó el mensaje presidencial.

Hasta que eso ocurra, la intención de Macron es mantener el gobierno actual, encabezado por Gabriel Attal, pese a que la coalición de izquierdas del Nuevo Frente Popular (NFP) exige el nombramiento de un primer ministro que salga de sus filas desde el mismo domingo.

Incluso, el mandatario sostuvo que "nadie ganó realmente las elecciones" ya que "ninguna fuerza política obtuvo por sí sola una mayoría suficiente". El NFP obtuvo 182 bancas, número que se encuentra muy lejos de la mayoría absoluta de 289 que les garantizaría la gobernabilidad.

Según Macron, lo que eligieron los franceses en las urnas es el "frente republicano", que excluye a la extrema derecha y también a la izquierda más radical de La Francia Insumisa (LFI), incluida dentro del NFP junto al Partido Socialista (PS), los ecologistas y los comunistas.

Emmanuel Macron y Gabriel Attal, presidente y primer ministro de Francia

Las declaraciones del presidente francés fueron duramente rechazadas por la mayoría de los espacios que denunciaron, entre otras cuestiones, que "no acepta la democracia" o "no está a la altura de la historia".

"Arrojó a Francia en brazos de la extrema derecha, lo evitamos. Ahora el Nuevo Frente Popular debe gobernar. El Presidente debe aceptar la democracia", opinó en X la diputada Clémence Guetté, uno de los nombres que han sonado entre las posibles propuestas a primer ministro desde el campo de LFI.

Por su parte, la líder de los ecologistas, Marine Tondelier, acusó al presidente de evitar reconocer los resultados de las elecciones y recordó que fue el único que decidió la disolución de la Asamblea Nacional y la convocatoria de elecciones anticipadas.

El primer secretario del partido socialista, Olivier Faure, quien ha dicho públicamente que estaría listo para asumir la labor de primer ministro, aseveró que Macron no puede actuar como si las elecciones no hubieran ocurrido.

Por su parte, la ultraderecha lepenista, que después de acariciar una victoria contundente se tuvo que conformar con la posición de tercera fuerza al sumar junto a sus aliados 143 escaños, también cargó contra la postura de Macron. "Este circo se está volviendo indigno", lanzó Le Pen en sus redes sociales, tras remarcar que el mandatario propone "bloquear a LFI".

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: