Filtran supuestas palabras del Papa y se genera gran polémica: "Los chismes son cosas de mujeres"

Francisco lo habría dicho en una charla para jóvenes sacerdotes italianos a puertas cerradas. Se da después que filtraran un audio homofóbico.

El papa Francisco se encuentra nuevamente envuelto en polémica. Tras haber sido señalado por pronunciar una frase considerada homofóbica, ahora se filtró una conversación en la que habría dicho que "los chismes son cosas de mujeres".

Según trascendió, la frase se habría dado en el medio de una charla con jóvenes sacerdotes italianos ordenados en los últimos diez años en una iglesia romana, la de 'Gesù Divin Maestro'.

La tónica de la charla tenía que ver con la lealtad entre ellos y hacia las personas a las que atienden, como así también destacando la importancia de no criticar a nadie a sus espaldas.

"Sé que en las parroquias (de Roma) muchas veces se entra en chusmerío. Los chismes no ayudan. Los chismes son cosas de mujeres", habría dicho. Además agregó: "En las parroquias unos dicen: 'pero, ¿qué tiene en la cabeza el Papa? ¡Hay que ver este Papa. Nosotros tenemos pantalones, tenemos que decirnos las cosas a la cara".

papa francisco educacion

El papa Francisco pidió disculpas por usar una frase considerada homofóbica

El papa Francisco pidió disculpas este martes luego de que trascendiera que usó una expresión considerada homofóbica durante una reunión a puertas cerradas con obispos italianos que se realizó la semana pasada y aseguró que "nunca ha pretendido ofender" a nadie.

Según dos diarios italianos citados por la agencia AFP, el sumo pontífice se habría manifestado en contra de que hombres abiertamente homosexuales entren en un seminario aunque hayan hecho voto de celibato, y en ese contexto habría usado una expresión del dialecto romano considerado vulgar y despectivo.

Francisco habría dicho que había demasiada "frociaggine" en los seminarios, un término que puede traducirse al español como "mariconería". La información fue replicada por medios internacionales y causó indignación entre grupos católicos y del colectivo colectivo LGBTIQ+.

"El Papa nunca ha pretendido ofender o expresarse en términos homofóbicos, y presenta sus disculpas a quienes se hayan sentido ofendidos por el uso de una palabra que fue reportada por terceros", manifestó el Vaticano en un comunicado difundido este martes, aunque no confirmó que hubiera utilizado la expresión.

"Como él ya ha afirmado en más de una ocasión: '¡En la Iglesia hay espacio para todos, para todos! Nadie es inútil, nadie es superfluo, hay espacio para todos. Sean como sean, todos'", añadió el texto.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: