El exvicepresidente de Ecuador denunció torturas durante su detención en la embajada

Jorge Glas declaró además que la policía ecuatoriana utilizó la fuerza contra el diplomático mexicano Roberto Canseco, quien intentó impedir su ingreso a la embajada y su captura.

Pese a considerar que su arresto fue "ilegal y arbitrario", un tribunal de Ecuador dictaminó este viernes que Glas debe permanecer en prisión debido a sus condenas anteriores, decisión que será apelada por sus abogados.

"Yo abro la puerta, me ponen las linternas en la cara y me apuntan con los fusiles. Estaba en pijama y pedí que me dejen coger mis medicinas", relató sobre los detalles de su detención y detalló que a la sede diplomática ingresaron entre 10 y 15 personas armadas, quienes "me dieron puntapiés y rodillazos, me pisaron el cuello".

Además, declaró que, durante su secuestro, los agentes utilizaron la fuerza contra el diplomático mexicano Roberto Canseco, quien intentó impedir su ingreso a la embajada y su captura.

También señaló que uno de los miembros del equipo de asalto, identificado como el líder, le torció intencionalmente un dedo mientras le decía que lo hacía para que lo recordara. "Luego colocaron el pulgar en su lugar, no sé cómo lo hicieron", agregó.

Embed

Por su parte, los abogados de la Policía y las Fuerzas Armadas negaron las acusaciones de tortura durante la detención de Glas y solicitaron una revisión de los certificados médicos del exvicepresidente.

Respecto a las acusaciones de que los uniformados agarraron a Glas por las manos y los pies, tal como se muestra en algunos videos, la Policía justificó el accionar ya que esto se ajusta al Código Orgánico del Uso de la Fuerza. El cuerpo policial explicó que cuando las personas resisten a la actuación policial, es necesario actuar en consecuencia, lo cual no implica tortura ni tratos crueles.

Quién es Jorge Glas, el exvicepresidente de Ecuador detenido en la embajada de México

Glas ejerció en dos oportunidades la vicepresidencia de su país bajó los mandatos de Rafael Correa y Lenín Moreno. En diciembre de 2017 fue condenado por corrupción a 8 años de prisión. Tras cumplir el 50% de la pena y obtener la libertad condicional, el jefe de estado mexicano le brindó asilo político en la embajada de México en Ecuador, donde este sábado fue arrestado por la policía.

Nació en la ciudad de Guayaquil el 13 de septiembre de 1969. Tiene 54 años y se recibió como ingeniero eléctrico y licenciado en ciencias políticas.

En sus comienzos de la política fue nombrado gerente del Fondo de Solidaridad en diciembre de 2006 durante el gobierno de Rafael Correa. Y cuatro año después asumió el Ministerio de Coordinación de los Sectores Estratégicos hasta el 2013, año donde formó parte del binomio presidencial por el Movimiento Alianza PAIS.

DEJA TU COMENTARIO: