Tras la polémica entre Barco y Demichelis, explotaron las redes sociales: ¿hubo piñas en el vestuario de River?

El técnico del Millonario sacó en el entretiempo al delantero que erró dos penales. Durante la salida del vestuario, tras finalizado el encuentro, varios observaron marcas en la cara de Micho y el ex-Independiente.

El empate entre River y Atlético de Tucumán quedó en segundo plano luego de la polémica por los penales errados por Esequiel Barco que escaló a tal punto que el entrenador lo sacó en el entretiempo. Pero en redes circularon imágenes que prueban una supuesta pelea entre el entrenador y el futbolista.

“A cualquiera le puede pasar errar un penal, consideré que no estaba emocionalmente para que siguiera jugando en el segundo. Es un gran chico. Quería participar porque todavía no había convertido”, minimizó la situación del delantero, el técnico riverplatense y agregó: “No es egocéntrico, no es un chico que solo piense en él, de todo se aprende y seguramente hoy se lleve una gran experiencia”.

Y si bien Barco no habló con la prensa, cuando el plantel se retiró del estadio José Fierro en Tucumán se observaron algunos detalles en el rostro y la muñeca del futbolista que lleva la número 21 en la espalda.

“Empiezan a circular fotos en las que parece que hubo golpes de puño entre Demichelis y Barco. Se empieza a hablar fuertemente, no solo por las fotos de las marcas en el rostro y en la muñeca de Barco, sino que inclusive hay dando vueltas una foto de una marca en el rostro de Demichelis”, informó el periodista Gabriel Anello conductor de Radio Mitre.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/porqueTTarg/status/1758097423874863409&partner=&hide_thread=false

La explicación de Martín Demichelis negando una supuesta pelea con Esequiel Barco

En conferencia de prensa, Martín Demichelis despejó dudas y explicó que “lo que haya que hablar puertas adentro lo haremos” y aseguró que Esequiel Barco “ya pidió disculpas”.

En ese sentido, dejó en claro que “luego del segundo penal se vio en situaciones erráticas que para él son atípicas y consideré que no estaba al 100% emocionalmente”. Esa tensa situación y su visible cara de enojo dentro del campo de juego despertaron la teoría que hubo una fuerte pelea entre ambos.

Lo cierto es que a Barco se le vio en la parte complementaria que tenía la oreja colorada y una marca en el ojo, algo que no tenía al comenzar el juego. Además, Demichelis tenía una marca casi como de un arañazo en la segunda mitad, sin embargo, el propio ex-Bayer Munich tuvo que salir a dar explicaciones de qué se trataba.

Minutos antes de abandonar el estadio, Micho les aclaró a los periodistas que la marca que tenía en su pómulo derecho se trata de un hongo.

Embed

DEJA TU COMENTARIO: