Discriminación en Pilar: denuncian a una escuela privada por dejar sin vacante a 8 chicos con discapacidad

El dueño del colegio dijo que la escuela era como "una casa" en donde él decidía a quien "alquilarle" y a quien no.

Padres y madres del colegio privado Magno College de Pilar denunciaron que el establecimiento educativo dejó sin matrícula para el 2023 a ocho chicos con discapacidad o que tienen necesidades especiales porque "le bajan la vara de exclusividad" a la institución.

En comunicación con Argenzuela, Pablo, padre de un chico de 10 años con síndrome de hunter, contó que días atrás él y padres de otros 7 chicos recibieron una notificación por parte de la escuela donde se les informaba que sus hijos no iban a ser matriculados para el próximo año.

"De estos 8 chicos, algunos tienen alguna discapacidad formal con un certificado como mi hijo y otros chicos tienen necesidades especiales", contó Pablo. "En la nota no nos dan ninguna explicación, solamente nos dicen que no van a ser matriculados y nos invitan a buscar otra escuela", agregó.

Pablo contó que su hijo va a esa misma escuela desde preescolar y sostuvo que la institución siempre había sido un ejemplo de integración e inclusión, pero en los últimos años hubo un cambio directivo y empezó a emerger la figura del propietario del colegio. "Es él el que empieza a hacer muy evidente estos gestos de correr a los chicos que tienen discapacidad", indicó.

Las frases discriminatorias del dueño del colegio

En una reunión posterior a la notificación, el dueño del establecimiento habría dicho expresamente a los padres de los chicos que sus hijos "le bajan vara" al establecimiento y que ninguna escuela les debería haber dado la vacante. Además, según el relato de Pablo, el dueño del colegio también le habría advertido que ninguna escuela les iba a dar una vacante en el futuro y que ninguna empresa privada le iba a dar trabajos una vez que terminaran la escuela.

"Él dijo que la escuela era como una casa de la cual él es el propietario y el que decide a quien le renueva el alquiler y a quién no. Eso un error porque si bien es una escuela privada se debe regir por las normativas de educación nacionales y provinciales", señaló Pablo

"Lo que él está planteando, además de ser un golpe desde lo anímico y de lo humano sumamente fuerte porque apunta a lo que más duele, un hijo con enfermedad, es ilegal. Todas las convenciones internacionales sobre acceso a la educación para niños y niñas con discapacidad. La legislación argentina y provincial avalan la permanencia de mi hijo en esta escuela. Él tiene derecho a seguir formándose en una escuela normal", puntualizó.

A pesar del destrato sufrido, Pablo contó que los padres de los chicos discriminados seguirán "dando pelea" para que sus hijos puedan seguir estudiando en ese establecimiento. "Estamos intentado es que se revierta la medida y que se den las condiciones para que los chicos puedan continuar manteniendo el universo que hemos construido que para ellos es muy importante", completó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: