Día de la Conciencia Ambiental: la importancia de adoptar los recursos naturales como un bien social

Día a día la flora y la fauna autóctona sufren devastadoras consecuencias. Es indispensable que tomemos conciencia y aportemos nuestro granito de arena en ese sentido.

Todos los 27 de septiembre, la conciencia ambiental celebra su día en Argentina y cada año se presenta una buena oportunidad para reflexionar acerca de la conexión que las personas tenemos con la naturaleza. Cuidar y proteger el medio ambiente significa también poder conocer cuáles son sus amenazas y las mejores maneras y formas para impedir sus avances.

No hay dudas que en tiempos de cambios climáticos y condiciones ambientales que varían, y desmejoran a cada paso, se hace indispensable que tomemos conciencia y aportemos nuestro granito de arena en ese sentido. Ahora mismo podemos visualizar estas contingencias en los incendios que afectaron el año pasado a Corrientes y en los últimos meses con el fuego forestal en distritos como Buenos Aires, Catamarca, Salta, Jujuy, San Luis, Córdoba, Entre Ríos y San Juan.



Mientras se deslindan responsabilidades y se discuten soluciones, lo cierto es que día a día la flora y la fauna autóctona sufren devastadoras consecuencias. Por lo tanto, debemos tomar conciencia que el cuidado del medio ambiente es una tarea de todos, y cada uno de los ciudadanos puede y debe colaborar.

Solo hay que “ponerse la camiseta de la naturaleza”, adoptando nuevas costumbres y concientizar sobre los impactos del ser humano en el medio ambiente para que las próximas generaciones adopten desde pequeños la protección de los recursos naturales como un bien social. Debemos esforzarnos para entender que en la vida cotidiana podemos a diario elegir opciones que nos acerquen más hacia esas conductas deseadas.

Con esa premisa, trabajamos a diario para priorizar la conservación de la flora, fauna y el agua, cuidando la armonía entre la intervención humana y la preservación del escenario natural original. Desde la creación de “El Salvaje, Chacras Marítimas”, desarrollamos el primer proyecto sustentable de la costa argentina, comprometidos con una política de sustentabilidad de bajísima densidad poblacional y demostrando que la protección y el cuidado de la naturaleza no son enemigos de la rentabilidad.

Sabemos que existe un delicado contrapeso entre el entorno y el hombre, y que nuestros actos generan graves consecuencias al mundo en el que vivimos. Es indispensable que todos tomemos conciencia.

*Martín Galli es socio fundador de “El Salvaje, Chacras Marítimas”.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: