Cuáles son los requisitos para la jubilación por ama de casa

El Plan de Inclusión Previsional ya no es de carácter universal, sino que está apuntado a personas que se encuentran en situaciones vulnerables.

La jubilación por ama de casa, técnicamente llamada Plan de Inclusión Previsional (PIP), se implementó por primera vez en 2005, ayudando a cientos de miles de argentinos y argentinas a acceder a una acceder a una pensión digna. Principalmente, benefició a personas que a lo largo de su vida habían trabajado "en negro" o de manera informal, discontinua e irregular.

Antes de la normativa, la falta de aportes no les permitía a un grupo importante de la sociedad acceder a una jubilación, a pesar de contar con la edad necesaria para hacerlo. Por eso, se aplicó el PIP, que se hizo efectivo a lo largo y ancho de todo el país, y que permanece vigente. ¿Pero cuáles son los requisitos para acceder a este beneficio? ¿Y cómo se hace el trámite?

Requisitos para la jubilación por ama de casa

Para acceder al Plan de Inclusión Previsional se deben cumplir una serie de requisitos. Básicamente, está destinado para aquellos trabajadores y trabajadoras que no cumplan con los aportes jubilatorios, más sí con la edad. En ese sentido, para aplicar es necesario tener, como mínimo, 60 años.

Por otra parte, la jubilación por ama de casa no puede complementarse con otro plan social, pensión no contributiva ni jubilación nacional, provincial o municipal. Si usted goza de alguno de estos beneficios, primero deberá renunciar al mismo para solicitar la adhesión al PIP. En el caso de que una persona perciba un pago mensual del Estado por viudez, podrá acceder al beneficio, pero tendrá que pagar los años no aportados al contado.

Por último, hay dos requisitos más: primero, pasar una "evaluación socioeconómica", ya que desde hace años el PIP dejó de ser universal y pasó a estar apuntado a personas que se encuentran en situaciones vulnerables (la evaluación analiza ingresos brutos, inmuebles, automóviles, gastos y consumos con tarjetas). Y en segundo lugar, haber aportado alguna a la Seguridad Social alguna vez. Es decir, no se puede incluir en la deuda previsional la totalidad de los años de aportes requeridos.

Cómo hacer el trámite para la jubilación por ama de casa

En caso de cumplir con los requisitos, puede iniciar con los trámites para obtener la jubilación por ama de casa. Para empezar, deberá generar la clave de seguridad (nivel 2) del ANSES. Desde la página, podrá chequear que sus datos estén bien, además de su historial como contribuyente previsional.

Si tiene todo en orden, podrá generar la deuda fiscal para comenzar a pagar las cuotas (hasta 60), que encontrará en la opción "Aportes faltantes". Por cualquier consulta, puede llamar al teléfono 130 o acceder a la página del ANSES y sacar turno para la entrevista presencial.

DEJA TU COMENTARIO: