Tensión: cooperativas de AYSA reclamaron pagos adeudados y fueron reprimidos por la Policía

Denunciaron que desde que asumió Javier Milei no cobran sus salarios. Una trabajadora debió ser atendida tras recibir gas lacrimógeno en la cara.

Cientos de trabajadores de cooperativas que prestan servicios en AYSA se concentraron este miércoles frente a la Jefatura de Gabinete para reclamar por pagos adeudados y fueron agredidos con empujones, palos y gases lacrimógenos por la Policía de la Ciudad.

Se trata de más de 2.500 trabajadores de más de 40 cooperativas que trabajan en los programas Agua + Trabajo, Cloaca + Trabajo y Vinculación + Trabajo en 22 municipios distintos, que no cobran sus sueldos desde la asunción de Javier Milei como presidente.

Ante la falta de respuestas por parte de las autoridades de AYSA y del Gobierno, este mediodía cerca de 600 trabajadores se movilizaron a Avenida Presidente Julio A. Roca 782 para ser recibidos por el jefe de Gabinete Nicolás Posse, quién tiene bajo su órbita el trabajo de las cooperativas desde que se cerró el Ministerio de Obras Públicas.

Allí esperaron más de dos horas hasta que decidieron ocupar la calle. En ese momento, efectivos de la policía comenzaron a empujar con sus escudos a los manifestantes, golpear con sus palos y a tirar gases lacrimógenos. Una trabajadora debió ser asistida tras recibir un chorro de gas directo en la cara.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/C5N/status/1773046632595980515&partner=&hide_thread=false

"El operativo fue desmedido. Hubo gases lacrimógenos y palos. Nosotros somos laburantes, no estamos acostumbrados a que nos caguen a palos. Estamos acostumbrados a trabajar y a que nos paguen nuestro sueldo", expresó César Montiel, presidente de la Cooperativa Unidad y Organización, en diálogo con C5N.

El cooperativista contó que desde que asumió Milei no reciben el pago de su sueldo. "El nuestro es un trabajo a destajo, solamente te pagan por lo que vos producís. Nosotros producimos en el mes de diciembre, enero y febrero no nos pagaron ni un mes. Por eso estamos en estado de alerta", narró.

Montiel además explicó que los fondos para el pago del trabajo sale del Tesoro de la Nación y del Banco Interamericano de Desarrollo y denunció que si bien el Gobierno tiene la plata para pagar los sueldos no lo está haciendo.

"Es un delito no pagarle a la gente por el trabajo que hace. Nosotros queremos que nos paguen el sueldo y garanticen la continuidad laboral. Necesitamos plata para poder morfar", puntualizó el cooperativista. "Es una aberración y una locura meterse con los laburantes. Eso no puede suceder en un país que quiere desarrollarse y ser una potencia. Estar desocupado es una de las peores sensaciones que puede haber", agregó.

Tras ser reprimidos y no recibir respuestas por parte del Gobierno, los trabajadores se retiraron del lugar y entregaron una nota formal con pedido de audiencia. Montiel contó a este medio que esperarán una respuesta durante el fin de semana largo y que el próximo miércoles se volverán a reunir para discutir la continuidad de lucha.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: