Presupuesto 2023: diputados del oficialismo y la oposición se reúnen para coordinar el debate

Los jefes de los bloques tendrán un encuentro para definir el cronograma que tendrá el tratamiento de la principal ley que quiere aprobar el Gobierno. La iniciativa contempla un gasto total de $29 billones para el próximo año.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, convocó al diálogo a los jefes de los bloques del Frente de Todos y de la oposición y a las autoridades de la comisión de Presupuesto -que encabeza Carlos Heller- para definir el cronograma que tendrá el tratamiento de la principal ley que quiere aprobar el Gobierno nacional este año.



El encuentro se realizará a las 16 en el despacho de la presidenta de la Cámara Baja.

El Gobierno envió el pasado jueves a la noche el Presupuesto 2023 justo cuando se realizaba la sesión en la cual tuvo media sanción la prórroga de seis impuestos que vencen en diciembre próximo y que son clave en el esquema tributario, ya que explican más del 32% de la recaudación.

La iniciativa contempla para el próximo año un gasto total de $29 billones, proyecta un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de 2%, una inflación de 60% y un déficit primario de 1,9%.

También incluye una reducción de los subsidios para el sector energético y una propuesta para discutir la eliminación de exenciones impositivas.

En 2022 se frustró la aprobación de la norma en el Parlamento, lo que motivó que el Poder Ejecutivo extendiera la ley de 2021.

La intención del oficialismo es poder consensuar un esquema de trabajo con los bloques opositores de Juntos por el Cambio, los interbloques Federal y Provincias Unidas, bloque Ser, Movimiento Popular Neuquino, los dos bloques de la derecha y la izquierda.

La agenda de la bancada del Frente de Todos, que conduce Germán Martínez, contempla para los primeros días de octubre la presentación formal del ministro Massa, quien expondrá sobre los principales ejes del proyecto de gastos y recursos.

Uno de los temas que se busca acordar con la oposición será el mecanismo de la ronda de consultas, que incluirá la visita de los ministros del Poder Ejecutivo, para luego comenzar con las conversaciones que permitan llegar a un acuerdo para asegurar la sanción del Presupuesto 2023 entre fines de octubre y principios de noviembre en la Cámara Baja.

La búsqueda de acuerdos es central para el oficialismo para poder construir una mayoría que le permita sancionar el Presupuesto, ya que cuenta con 117 votos, con lo que requiere al menos sumar el visto bueno de una docena de legisladores de otras fuerzas para asegurarse su aprobación.

Las CLAVES del PRESUPUESTO

Qué se propone en el Presupuesto 2023

  • Prevé una inflación del 60 por ciento para el próximo año, y un déficit primario equivalente al 1,9% del PBI, contra el 2,5% contemplado para 2022, en línea con el compromiso asumido por el Gobierno nacional en el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en marzo pasado. Esta baja será a partir de una reducción de los subsidios y la eliminación de algunas excepciones impositivas vigentes, como la que tienen jueces que no pagan Impuesto a las Ganancias, beneficios que tienen directores de empresas, los impuestos internos de Tierra del Fuego, entre otros.
  • Otro punto central será disminuir un 0,6% del PBI en los destinados de manera específica al sector energético, que de esta forma quedarán en una cifra del orden del 1,6% del PBI el próximo año, ya sea por ahorro de consumo de la gente o por la actualización de tarifas.
  • También se reducirá en 0,1 del PBI el subsidio al transporte, que quedará en 0,4% como compensación a los colectivos interjurisdisccionales.
  • Otro aspecto central es mantener actualizado el tipo de cambio, por lo que se espera que hacia diciembre próximo se ubique en $166,50 por dólar y que pase a valer $ 269 hacia fines del 2023, pero con un promedio de $219 el año próximo, precisaron las fuentes.
  • Además, se espera un aumento en las exportaciones, de 7,1%, contra importaciones que se incrementarían el año próximo 2%. De esta manera, el superávit comercial pasaría de u$s7.700 millones este año a u$s12.300 millones en 2023.
  • Otro aspecto central será la posibilidad blanqueos de dólares para el pago de importaciones de insumos y servicios destinados a procesos productivos, y para la construcción de proyectos inmobiliarios, como también para la adquisición de viviendas usadas.
  • El artículo 71 establece una enmienda a la ley 27.679 de blanqueo para la construcción, a los fines de incorporar en esa normativa un permiso para la “la adquisición de un inmueble usado que sea afectado: i) con destino exclusivo a casa-habitación del declarante de los fondos y su familia, o ii) por un plazo no inferior a diez años, a la locación con destino exclusivo a casa-habitación del locatario y su familia”.
DEJA TU COMENTARIO: