La novia de Sabag Montiel negó su participación en el intento de asesinato a Cristina Kirchner

Brenda Uliarte terminó de declarar en los tribunales de Comodoro Py ante la jueza Capuchetti y el fiscal Rívolo. Respondió solamente las preguntas de su abogado. Pese a que se negó a dar la clave de su celular, los investigadores lograron acceder al contenido.

La joven de 23 años fue trasladada hasta los tribunales federales de Comodoro Py desde la sede de la Policía Federal, en el barrio de Villa Lugano, donde contestó solamente las preguntas de su abogado defensor, Gustavo Kolman, y se negó a responder las preguntas del juzgado y la fiscalía.



La jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo le exhibieron a Uliarte toda la prueba en su contra. Le mostraron el arma con la que Sabag Montiel intentó matar a la vicepresidenta, las fotos en las que ella aparece portando pistola Bersa y los videos en la que se la ve en las inmediaciones del departamento de Cristina Kirchner, tanto la noche del ataque como en los días previos, presumiblemente realizando inteligencia previa.

Al finalizar la indagatoria, Uliarte fue trasladada detenida nuevamente a la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), en Ezeiza.

Mientras la joven declaraba ante Capuchetti y Rívolo, los técnicos de la PSA lograron consiguieron acceder a su teléfono, pese a que en un principio de había negado a proporcionar su contraseña. A diferencia de lo ocurrido con el teléfono de Sabag Montiel, los investigadores pudieron conservar el contenido.

Los investigadores sospechan que Sabag Montiel y Uliarte no actuaron solos y que podrían existir otras personas involucradas, como instigadores del hecho.

Las fotos encontradas en el celular de Sabag Montiel

Este martes, la Justicia Federal incorporó al expediente una serie de fotos que lograron extraer de la tarjeta de memoria del teléfono celular de Fernando Sabag Montiel, lo que para los investigadores acredita cierto nivel de planificación del ataque ocurrido el jueves de la semana pasada.

Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que se trata de fotos en las que se lo ve al ciudadano brasileño y a su novia Brenda Uliarte con una pistola Bersa como la que fue utilizada en el fallido atentado y con las municiones secuestradas en el marco de la investigación en curso.

Según lo que lograron establecer los peritos en tecnología, las fotos fueron tomadas varios meses antes de concretarse el intento de asesinato y forman parte de la prueba.

Las fotografías quedaron grabadas en el SIM y la tarjeta de memoria del teléfono celular Samsung A50 del hombre detenido y pudo ser recuperada por los investigadores.

Fuentes de la investigación confirmaron a Télam que la existencia de más imágenes darían cuenta de la supuesta premeditación del ataque, a la vez que por estas horas se está intentando corroborar si los agresores realizaron inteligencia previa en los alrededores de la casa de la vicepresidenta en Juncal y Uruguay.

"No es un loco suelto, no son solo él y su novia, pertenecen a un grupo de "heaters" que se sienten representados por algunas ideas políticas, aunque no está acreditado que tengan respaldo de ningún espacio", señaló una fuente de la pesquisa.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: