El PJ repudió el editorial de La Nación que pone en dudas el atentado a Cristina Kirchner

El Partido Justicialista le pidió a los sectores políticos, sociales, económicos y mediáticos cesar con la difusión de discursos que fomentan el odio.

"Desde el peronismo, que siempre fue constructor de democracia, llamamos a todos los sectores políticos, sociales, económicos y mediáticos a actuar con absoluta responsabilidad y a cesar con la difusión de discursos que fomentan el odio y generan condiciones para el avance de la violencia", instó el PJ en un comunicado que difundió a través de sus redes sociales.



Luego volvió a reiterar el reclamo para que la justicia realice una investigación "rigurosa y con celeridad" para que se determinen las responsabilidades materiales e intelectuales del atentado y que condene a los culpables.

El editorial de La Nación

Bajo el título "¿Atentado?: demasiados interrogantes y sospechas" el editorial sin firma de La Nación sostiene en el copete que "las irregularidades" en las primeras pericias tras el episodio del 1° de septiembre recuerdan "a las que siguieron al asesinato del fiscal Nisman".

En su desarrollo se afirma que seis de cada diez personas creen que el episodio fue un montaje inventado por el kirchnerismo para victimizarse. Luego denuncia la negligencia de la labor de la custodia de la vicepresidenta.

"No hay dudas de la negligente labor o eventual complicidad de la custodia vicepresidencial, desde el momento que permitió que un grupo extraño se superpusiera con ella y que un sujeto pudiera acercarse a centímetros de la funcionaria y gatillar un arma, y que, tras ello, ninguno de los agentes de seguridad hiciera absolutamente nada para cubrir a quien fue el blanco del ataque, violando todos los habituales protocolos para estos casos", afirma el texto.

Comunicado del PJ, texto completo

Desde el Partido Justicialista Nacional expresamos nuestro más enérgico repudio al editorial publicado hoy en el diario La Nación por el intento de magnicidio cometido contra la vicepresidenta de la Nación y dos veces presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

La gravedad de los acontecimientos ocurridos el primero de septiembre significan una ruptura del pacto democrático vigente desde 1983 hasta la fecha. Por eso desde el peronismo, que siempre fue constructor de democracia, llamamos a todos los sectores políticos, sociales, económicos y mediáticos a actuar con absoluta responsabilidad y a cesar con la difusión de discursos que fomentan el odio y generan condiciones para el avance de la violencia.

Lamentablemente, estas actitudes ya no nos sorprenden. Desde 1955 a esta parte tenemos una larga serie de antecedentes de persecución contra los y las integrantes del movimiento nacional justicialista. Sin embargo, estos embates no van a impedir que sigamos defendiendo los intereses populares.

Reiteramos nuestro reclamo para que se lleve adelante una investigación judicial rigurosa y con celeridad para que determinen las responsabilidades materiales e intelectuales del atentado y que condene a los culpables.

Comunicado del PJ

Repudio del PJ bonaerense

El partido provincial expresó su rechazo y remarcó: "Los dueños de la empresa de medios sostienen que el intento de asesinato contra la compañera vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, fue 'organizado por un grupo delictivo escasamente profesional al servicio de sectores interesados en generar un particular clima o determinadas consecuencias políticas favorables a una líder política a quien la Justicia ha puesto contra las cuerdas. Nos inclinamos por esta última hipótesis”.

"La acusación contra una víctima no es una novedad para este diario. No en vano fue uno de los encargados de ocultar operaciones de represión ilegal a través de supuestos “enfrentamientos” durante la última dictadura cívico-militar", recordó en un tono crítico.

A su vez, consideró que "pero que la postura de un medio de comunicación no sea novedosa no significa que no sea grave para nuestra democracia".

"Las opiniones políticas son todas válidas y legítimas: falsear los hechos para sacar una ventaja política y contribuir a un clima de enfrentamiento, en cambio, debe ser repudiado por todos los que compartimos los valores democráticos", indicó.

"No vamos a construir una sociedad mejor si no somos capaces de poner un freno a la violencia. Dudar de un hecho reconocido por el Congreso de la Nación, por la comunidad internacional, por dirigentes de todos los espacios políticos solo tiene como objetivo comenzar a construir su legitimación", agregó.

En ese sentido, señaló que "Argentina decidió en 1983 dejar atrás la violencia política y apostar por las elecciones democráticas y el diálogo político como forma de resolver las diferencias. El diálogo democrático no puede depender siempre de la voluntad de una sola parte".

"Necesita del compromiso de todos los sectores que comparten la creencia de que no vale todo en política. Invitamos a todos los dirigentes de todos los espacios políticos a aislar este tipo de manifestaciones violentas y construir la Argentina del futuro sobre la base del diálogo y el respeto por la postura del otro" concluyó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: