Atentado contra Cristina Kirchner: Nicolás Carrizo se declaró inocente pero seguirá preso

El apuntado como el líder de la banda de los Copitos negó haber participado en la organización y planificación del ataque a la vicepresidenta.

Si bien la defensa del acusado solicitó la excarcelación, la jueza ordenó que por el momento siga detenido.

El imputado, que prestó declaración indagatoria durante tres horas y de la que también participó el fiscal Carlos Rivolo, sólo respondió las preguntas de su abogado defensor, Gastón Marano. El joven descartó haber realizado tareas de inteligencia durante el 28 de agosto y negó haber frecuentado el barrio porteño de Recoleta, lugar donde fue el intento de magnicidio contra la expresidenta.

Carrizo fue detenido el miércoles por la tarde al presentarse en los tribunales federales de Retiro para retirar su teléfono celular, entregado de manera voluntaria para ser sometido a un peritaje. Pero ante mensajes sospechosos encontrados durante el análisis hecho por la Policía de Seguridad Aeroportuaria, la magistrada dispuso que quede detenido y fue trasladado a una celda de la PSA en Ezeiza.

Fuentes de la investigación explicaron a Télam que la decisión de detenerlo se tomó porque en su teléfono celular se habrían detectado mensajes con otra persona donde habría mostrado disgusto ante el fracaso del atentado a la vicepresidenta. A raíz de esos mensajes posteriores al hecho, los investigadores creen que Carrizo "podría haber estado al tanto" de lo que planeaban Sabag Montiel y Uliarte.

Qué dijo el abogado defensor de Gabriel Carrizo

A través de un estado de WhatsApp, el dueño de la máquina de algodón de azúcar que utilizaban Sabag Montiel y Brenda Uliarte había amenazado al presidente Alberto Fernández luego del intento de magnicidio contra Cristina Kirchner. “¡Seguro el próximo sos vos, Alberto! ¡Tené cuidado!”, había expresado.

El abogado de Carrizo comentó en una entrevista ante la prensa al salir de Comodoro Py que “aún existiendo ese mensaje no lo hace culpable, procesable ni condenable por un intento de magnicidio u homicidio. Nosotros ejercemos el derecho penal de conductor, no de autor. No importa lo que uno piense o exprese, sino lo que hace”, comentó.

Su defensor niega que su cliente haya estado cerca de la casa de la vicepresidenta. "Él nunca estuvo en la casa, ni sabe dónde queda", mencionó y recalcó "no estuvo vendiendo copitos en Recoleta jamás".

Además manifestó que el imputado se quebró durante la indagatoria. "No tiene antecedentes carcelarios, es de origen humilde, tenía un emprendimiento, un rebusque. De repente se ve tomado por obviamente por la maquinaria del estado, está detenido, lleva dos días sin poder bañarse y sin ver a su familia. El no entiende por la cual es se encuentra sujeto a la investigación porque se sabe que es inocente y eso le angustia", agregó.

Por último su representante legal trato de desligar a su cliente de Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, dos de los detenidos por la causa. "Carrizo es un sujeto que cuando descubrió las mentiras de una aliada comercial, se dirigió a la dirección central de Policía a contar lo que sabía", cerró.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO:

¿Querés recibir notificaciones de alerta?