¿Por qué todo el mundo está hablando de Kate Middleton?

Un nuevo escándalo tiene como protagonista a la familia real británica. El detonante fue la foto que publicó Kate el 10 de marzo, por el Día de la Madre.

¿Por qué todos los medios del mundo están hablando de Kate Middleton, la princesa de Gales, esposa del príncipe William? Un nuevo escándalo tiene como protagonista a la familia real británica. Todo terminó de estallar por una foto que publicó Kate el 10 de marzo, por el Día de la Madre. Las agencias internacionales la replicaron, pero inmediatamente decidieron retirarla con una advertencia: la foto estaba manipulada.

¿Y cuál sería el problema de un poco de Photoshop en una imagen? La cuestión se centra no tanto en el retoque, sino sobre las sospechas de si realmente es Kate o la imagen fue montada con capturas de apariciones anteriores.

La última vez que se había visto a la princesa fue el 25 de diciembre en Sandringham. El 17 de enero, el Palacio de Kensington anunciaba que Kate estaba hospitalizada por “una cirugía abdominal programada”. El comunicado explicaba que estaría ingresada por dos semanas y que retomaría sus compromisos públicos “después de Pascua”. Ese mismo día también se anunció que el rey Carlos III iba a ser operado por un agrandamiento de próstata.

Pero el 27 de febrero, poco más de un mes después, el príncipe William canceló su asistencia al funeral de su padrino aduciendo “motivos personales”. La prensa puso en duda la condición de Kate, y dos días después Kensington comunicó que “solo proporcionará actualizaciones cuando sean significativas”.

Recién el 4 de marzo se conoció la primera imagen de Kate en el asiento trasero de un vehículo conducido por su madre. Pero la imagen era borrosa, por lo que nuevamente se cuestionó si realmente se trataba de ella. Al día siguiente, el gobierno británico confirmó la asistencia de la princesa el próximo 8 de junio al Trooping the Colour, la celebración de cumpleaños oficial del rey, pero el 6 de marzo la web del Ministerio de Defensa retiró el anuncio, generando nueva incertidumbre sobre cuándo volverá realmente a la vida pública.

Y así llegamos a la famosa foto polémica del 10 de marzo. ¿Cuáles fueron los montajes detectados? Son muchos, pero veamos algunos: el brazo derecho de George parece artificial, la parte superior del pelo de Kate está borroso, al igual que su mano derecha, pero no el sweater de Louis, la forma extraña de las puntas del pelo de Charlotte y un espacio raro en la manga de la nena. La lista de retoques sigue. Kate tuvo que salir a explicar que ella misma había editado la foto y pidió disculpas.

La última imagen es del 11 de marzo y la publica el Daily Mail. Ella y William saliendo del Castillo de Windsor en el asiento trasero de un auto, la princesa, de espalda y de nuevo, en muy baja calidad.

Las dudas no se disipan y hay cientos de especulaciones sobre la salud y el paradero de uno de los miembros más populares de la casa real británica.

DEJA TU COMENTARIO: