Cómo injertar tus cactus

Celina Passeri te cuenta los mejores tips para hacer injertos en tu casa y con simples herramientas. En estos casos, siempre utilizá guantes para no pincharte.

El injerto es el proceso en el que dos porciones de tejido de dos plantas son unidos con el objetivo de desarrollarlas como una sola. En esta oportunidad, vamos a utilizar un cactus silvestre y otro que tenga hijos.

Antes de empezar, recordá que es conveniente la utilización de guantes para no pincharse y que el cúter que vayas a utilizar esté esterilizado.

En primer lugar, vas a cortar la superficie de arriba del cactus con mucho cuidado y guardar la parte cortada. También podés hacer unos pequeños cortes en el mismo para que no quede de forma plana y se pueda enraizar con el otro.

Luego, con mucho cuidado, vas a arrancar algunos de los brotes y proceder a unirlos. Hay que cortar con un cúter la parte de abajo del hijito y verás que tiene un círculo como el del cactus silvestre.

Lo vas a dejar un día por fuera de la tierra para que cree un tallo seco y sea más fácil de unir. Por último vamos a presionar fuertemente y tratar de unirlos con una gomita o con bolsas para que queden en prisión durante cinco días.

Cuando pasen los días, al sacar la gomita, verás que ya van a estar enraizados y juntos. ¡Ya tienen sus injertos de cactus listos!

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: