Cada cuánto regar las plantas en otoño

Las mejores técnicas para saber cuándo necesitan agua las de interior, exterior y los cactus o suculentas. Qué hay que hacer y qué no.

Cada estación del año tiene su particularidad y ahora, con el comienzo del otoño, las plantas de la casa necesitan de un cuidado especial. ¿Cada cuánto hay que regarlas?

Existen diversas técnicas que son popularmente conocidas y que muchas veces suelen ser confusas y pueden afectar a las especies.

Lo concreto es que hay una en particular que es altamente efectiva y por la que deben guiarse las personas para suministrar la cantidad de agua necesaria para sus plantas.

Técnicas para regar las plantas en otoño

  • Plantas de exterior: regar una vez cada seis días.
  • Plantas de interior: regar una vez cada siete días.
  • Suculentas o cactus: regar una vez cada 10 días.

La técnica más eficaz es la de fijar una cantidad de días para el regado de nuestras plantas. En caso de que un día la temperatura sea mayor de 30°C, se restará una jornada a la periodicidad del suministro de agua. Por ejemplo, si hay dos días que superan esa cifra, las especies de exterior deberán regarse a los cuatro días.

Por otro lado, aquellas plantas de interior que reciben el flujo de aire –frío o caliente- o que están cerca de algo que les dé calor (horno o estufa) tendrán que ser regadas cada un día menos que la tabla marcada.

Malas técnicas para saber cada cuánto regar las plantas en otoño

  • Técnica del palito: uno lo debería introducir en la tierra y, al retirarlo, si está húmedo o con retos de tierra, no haría falta regar; pero si está seco, sí. Sin embargo, el agua no está distribuida de la misma manera en toda la maceta, al igual que la humedad, por lo que podría confundir.
  • Tocar la tierra: la palpamos y nos damos cuenta a nuestro juicio si hay que hacerlo o no. Tampoco sirve, debido a que muchas veces la tierra está fría y nos da la sensación de que está mojada y nos puede confundir. Además, lo que toquemos arriba no siempre es un buen indicador de lo que pasa en el fondo de la maceta.
  • Apariencia de la planta: es la peor de todas las técnicas. Muchos esperan que al observar notarán si le falta o tiene agua de sobra. La realidad es que las especies sufren los mismos cambios de apariencia en ambos procesos, por lo que nunca se sabrá de esa manera si hay que regarlas o no.
TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: