La caída de la actividad industrial en abril alcanzó el 14,5% y lleva 11 meses consecutivos en baja

Hubo bajas pronunciadas en el sector Automotor (-27,9%), en Despachos de Cemento (-27,1%) y en los patentamientos de maquinaria agrícola (-22,9%).

En abril la actividad industrial registró una caída anual de -14,2% y un repunte mensual de 4,5% (sin estacionalidad) luego del bajo desempeño de marzo. Los datos de la Unión Industrial Argentina (UIA) se explican por la mayor cantidad de días hábiles y la normalización de cuestiones puntuales que habían atravesado algunos sectores en marzo. Igualmente, se trató del onceavo mes de caída interanual consecutiva y el primer cuatrimestre de 2024 acumuló una baja de -12,4%.

CEU_Informe_Industrial_Nº05_-_2024 (1).pdf

En este marco, hubo bajas pronunciadas en el sector Automotor (-27,9%), en Despachos de Cemento (-27,1% y en los patentamientos de maquinaria agrícola (-22,9%). La demanda de energía eléctrica de Grandes Usuarios Industriales volvió a caer significativamente (-11,3%.). En cuanto al intercambio comercial con Brasil, se registró una caída en las importaciones (- 42,8%), y las exportaciones (-3,9%).

Finalmente, la liquidación de divisas (que creció durante los primeros tres meses del año) volvió a caer (-38%.) en parte, por la base de comparación del dólar soja de 2023.

Retomando el análisis del IPI-CEU a abril, los datos mostraron caída a nivel sectorial, en donde predominó la tendencia a la baja en todos los rubros que componen el índice. Las mayores caídas se dieron nuevamente en Minerales no metálicos (-34,1%), y en el sector Automotor (-21%), donde la baja fue impulsada por un menor nivel de ventas tanto al mercado interno (- 52,6%) como de exportaciones (-32,9%).

A su vez, cayó Metalmecánica (-19,5%), acumulando once meses de baja consecutiva, con caída en todos los rubros del sector.

También cayó Metales básicos (-16,7%), afectado por la producción de acero (- 26,3%) mientras que la producción de aluminio creció respecto a abril del año pasado (+5%). En el caso del segmento de Sustancias y productos químicos volvió a caer de forma interanual (-12,2%), con bajas en todos los productos que componen el indicador, y principalmente por un menor desempeño en la producción de pinturas, productos de limpieza e higiene y medicamentos.

En el segmento CIQyP se destaca la caída de Petroquímicos intermedios (-33%) y Materias primas plásticas y caucho sintético (-14%).

En menor medida, cayó Refinación de petróleo (-4,5%) por cuarto mes consecutivo y la producción de Alimentos y bebidas (-4,2%), cuya caída se desaceleró por la suba de la producción de aceites (+27,2%). Descontando ese segmento, la variación del resto del sector de Alimentos y bebidas fue de -8,7%. Por su parte, la producción de Papel y cartón cayó de forma interanual (-3,8%), con tendencias mixtas al interior: mayores bajas en la producción papel para diarios y papel de impresión y relativa estabilidad en papel tissue y suba en papel para embalaje.

Los datos de actividad se ubicaron en línea con los del Monitor de Desempeño Industrial (índice MDI), que adelanta el ciclo de actividad industrial. En abril volvió a encontrarse por debajo de 50 (niveles de contracción) por octava vez consecutiva. Se ubicó en 35,5, representando una caída interanual de -4,9 p.p.

El 53% de las empresas tuvo caídas de la producción, el 60% en las ventas, el 37% en las exportaciones y el 24% caídas en el empleo. Esto muestra un peor escenario en comparación al mismo mes del año pasado.

Cabe destacar que, en el empleo, aumentaron las empresas con disminución de su dotación al valor más alto de la serie (desde 2021). En este contexto, aumentaron las empresas con dificultades para hacer frente a sus pagos. El 12% de las empresas encuestadas presentó problemas para afrontar integralmente todas sus obligaciones (salarios, proveedores, compromisos financieros, tarifas de servicios públicos e impuestos), el valor más alto de la serie. Los mayores atrasos fueron en el rubro impuestos.

Finalmente, las empresas consideraron que su situación económica está peor que hace un año. Esto se observó en las percepciones sobre la propia empresa (58,4%), en la situación del sector de actividad (77,2%) y el país (67,2%).

Asimismo, se volvió a registrar una mejora en las expectativas para dentro de un año: el 62,1% de las empresas espera que la situación económica de su empresa mejore en el próximo año, mientras el 68,3% esperan una mejora en la situación del país.

Los resultados se desprenden de un relevamiento realizado a más de 1.200 empresas a lo largo de la primera quincena de mayo

DEJA TU COMENTARIO: