Marcos Rojo, tras ser expulsado en Boca contra Platense: "No soy un mala leche"

El defensor recibió la tarjeta roja en el partido del Xeneize con el Calamar por la Liga Profesional y reconoció que asume "toda la responsabilidad de la derrota".

En diálogo con Radio La Red, Rojo se refirió a su desempeño futbolístico: "Acepto las críticas y sé cómo es el juego. Si no fuera profesional no hubiera hecho la carrera que hice, jugar en los equipos que jugué y estar en el nivel que estoy. Nunca jugué para hacerme expulsar. Siempre jugué así, soy muy impulsivo. No soy un mala leche, nunca jugué para lastimar a nadie. El fútbol argentino es duro".

En tal sentido, expresó que fue responsable de la caída de Boca con Platense. "Charlé con mis compañeros, cuerpo técnico y con quienes tenía que darles mis disculpas. La primera amarilla fue un error enorme e innecesaria. Con mi expulsión dejé al equipo con uno menos y ahí se complicó todo. Asumo toda la responsabilidad de la derrota", admitió.

En tanto, destacó su vínculo con el presidente del Xeneize, Juan Román Riquelme: "Estoy muy cómodo. Con Román tenemos una relación muy buena, siempre charlamos. Con Diego Martínez también estoy muy bien, es un gran entrenador. Cansa que se digan tantas tonterías".

Por último, sobre una posible llegada a Inter Miami, expuso que se comunicó con el astro Lionel Messi. "A mí me llamó él para ir a Inter Miami. No estaba convencido de irme de Boca y había renovado hacía poco. Le dije a Riquelme que si me necesitaba me quedaba".

Marcos Rojo, el apuntado tras las caída de Boca: lo expulsaron y Diego Martínez marcó su disgusto

Boca perdió 1-0 con Platense en Vicente López, por la cuarta fecha de la Liga Profesional 2024, y las críticas tuvieron como blanco predilecto al capitán del equipo, Marcos Rojo, quien fue expulsado a los 35 minutos del primer tiempo tras recibir la segunda tarjeta amarilla.

El número 6 tuvo un partido para el olvido frente al Calamar. Recibió la primera amonestación a los 4' de juego luego de una fuerte infracción al delantero Mateo Pellegrino. Luego cometió un penal a los 11', cuando sujetó de la camiseta a Gastón Suso, pero el árbitro Nicolás Ramírez no sancionó la infracción y tampoco lo rectificó el VAR. Por último, a los 35' le dio un golpe en el rostro a Fernando Juárez y recibió la tarjeta roja. En ese momento, el marcador estaba igualado en cero.

"La expulsión terminó siendo condicionante para el resto de partido", sentenció el entrenador del equipo, Diego Martínez, en la conferencia de prensa posterior a la segunda caída de su equipo en el torneo. Además, aclaró que no dialogó con Rojo: "No es el momento, simplemente lo saludé como hago con cada futbolista, no es el momento de hablar. Lo charlaremos en la semana”.

Al quedarse con diez jugadores, Boca debió adaptarse su sistema táctico para no perder presencia defensiva. Luego, llegó el gol de Pellegrino, que decretó la derrota del conjunto de La Ribera, que apenas suma cuatro puntos en el torneo: ganó un encuentro (4-2 a Central Córdoba en Santiago del Estero), empató otro (0-0 con Talleres de Córdoba en la Bombonera) y perdió dos (en la primera fecha cayó 1-0 con Atlético Tucumán como visitante).

DEJA TU COMENTARIO: