Insólito: dos tenistas casi terminan a las piñas y los que tuvo que separar el juez

Corentin Moutet y Adrian Andreev quisieron irse a las manos al finalizar su choque de octavos del Challenger Open d'Orleans.

Un final de máxima tensión se vivió en los octavos de final del Challenger Open d’Orleans cuando el francés Corentin Moutet y el búlgaro Adrien Andreev, quien se impuso por 2-6, 7-6 (7/3) se trenzaron sobre el final del partido debido a un brusco saludo del ganador y tuvieron que ser separados por el umpire.

Luego de varias discusiones durante el partido, al final del encuentro los deportistas se saludaron en la red como de costumbre, pero de manera sorpresiva se empujaron y amagaron con agarrarse a piñas. En ese momento el umpire se bajó de su asiento y logró separarlos. Mientras, el público presente reprobó la actitud agresiva con abucheos.



https://twitter.com/BATennisOK/status/1575565150333304832

Luego del hecho, Moutet, el número 64 del ranking, subió una historia a Instagram: “No quiero disculparme por lo que pasó al final del partido. Cuando un jugador se permite decir ‘vete a la mierda’ dos veces mientras me mira a los ojos, no puedo evitar hacerle entender a mi manera que no son cosas que se hacen”.

Por su parte, el tenista búlgaro amenazó con encontrarse fuera de las canchas. Luego de haberlo esperado durante 10 minutos, aseguró, “se fue por el otro lado rodeado por seis agentes de seguridad”. Y agregó: “Espero con impaciencia cuando lo podamos discutir con calma”.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: