Another Crab's Treasure, un viaje submarino único que esconde mucho más de lo que parece

Prepárate para una experiencia submarina única donde tendrás que ayudar a Kril en una lucha por sobrevivir en un mundo que mezcla la belleza y el peligro del océano.

Muchas veces, entre la cantidad de juegos independientes que se lanzan mes tras mes, encontramos alguna joya que nos deja maravillados con una propuesta innovadora. Y si algo sabe hacer el estudio Aggro Crab, es encontrar un género y convertirlo en algo totalmente propio y personal. Así es su última creación Another Crab’s Treasure, juego que se lanza para todas las consolas este jueves. Un simpático y entretenido juego que esconde mucho más de lo que a simple vista podemos ver.

Imagen 2 - Another Crab’s Treasure
Un simpático y entretenido juego que esconde mucho más de lo que a simple vista podemos ver.

Un simpático y entretenido juego que esconde mucho más de lo que a simple vista podemos ver.

En esta aventura, nosotros seremos Kril, un cangrejo a quien un tiburón de juguete le quita su caparazón debido a las altas deudas que tenía. Terco en sentimiento y desahuciado por la pérdida de su casa, Kril decide embarcarse en un increíble viaje por el fondo del mar, donde descubrirá que el problema no es únicamente recuperar su caparazón, sino que una grave enfermedad - llamada contaminación - está aniquilando la fauna marina y convirtiendo a este increíble paisaje submarino en un terrorífico lugar.

Está clarísimo que en este tierno y simpático relato se esconde una realidad que todos conocemos sobre la contaminación. El grave daño que se está haciendo al ecosistema marino está presente desde el minuto uno, donde Kril utilizará como arma principal un tenedor de plástico que se encuentra en el fondo del mar. Caminos marcados con colillas de cigarrillo, bolsas y redes desperdigadas por todos los rincones, y la utilización de los microplásticos como “moneda del juego”, dejan muy en claro lo que la gente de Aggro Crab nos intenta contar.

Imagen 3 - Another Crab’s Treasure
El grave daño que se está haciendo al ecosistema marino está presente desde el minuto uno.

El grave daño que se está haciendo al ecosistema marino está presente desde el minuto uno.

Según sus desarrolladores, este juego es una especie de soulslike. Para aquellos que no conozcan el género, estamos hablando de juegos difíciles donde el combate es muy preciso y controlado, y un error puede hacer que tengamos que repetir largas fases del juego. Aquí no tendremos flechas que nos indiquen dónde tenemos que ir, ni los enemigos serán generosos con nosotros. Nuestra habilidad a los mandos será la única responsable de poder llegar al final de todo este gran lío marino.

Ahora, si eres de los que se asustó con el texto anterior, quédate tranquilo porque el juego te dará muchas herramientas para que el progreso no sea tan difícil, aunque en ningún momento te regala absolutamente nada. A diferencia de todos los soulslike, aca podes cambiar su dificultad, pero no tendrás el típico fácil, medio o difícil; los desarrolladores te darán diferentes opciones para que modifiques el nivel de juego, pero aún así no pierdas esa sensación de desafío, permitiendo que modifiques el daño recibido, o si queres tener más vida, o quitar más cuando golpees. Vas a poder variar a tu antojo estos parámetros y hacer de este juego una sensación única que te permitirá disfrutarlo juegues como juegues. Pero déjame contarte por qué este indie se siente como un soulslike totalmente diferente a lo que ya jugaste…

Imagen 4 - Another Crab’s Treasure
Los desarrolladores te darán diferentes opciones para que modifiques el nivel de juego.

Los desarrolladores te darán diferentes opciones para que modifiques el nivel de juego.

En Another Crab’s Treasure, nuestro principal conflicto es la pérdida de nuestro caparazón, pero es obvio que esto no será un problema ya que el mar está minado de desechos que podremos utilizar como reemplazo. Nuestro primer contacto con estos es una lata de gaseosa, pero a medida que avanzamos encontraremos mucha más basura útil, como tapas de bebidas, vasos de chupitos, sombreros, cáscaras de coco y un gran sinfín de posibilidades que no solo tendrán sus propiedades únicas como peso, resistencia y defensa, sino que gracias a un poder llamado “umami”, cada uno de ellos tendrá habilidades únicas que podremos ejecutar en combate y recargar mediante golpes básicos.

Como les contaba anteriormente, mientras vayamos avanzando por el mar encontraremos microplásticos que nos serán útiles para poder mejorar a Kril en unos caparazones gigantes que encontraremos como puntos de guardado, y en estos vamos a mejorar tanto nuestra vitalidad, resistencia, ataque y umami. Para mejorar nuestro equipo también podremos usar diferentes “polizones” que son objetos que encontramos desperdigados y nos los podremos equipar para obtener bonificaciones en los diferentes stats. Como si todo esto fuera poco, nos toparemos con el Caracol Luna quien nos dará el beneficio de obtener nuevas habilidades de un amplio árbol como estamos acostumbrados.

Imagen 5 - Another Crab’s Treasure
Mientras vayamos avanzando por el mar encontraremos microplásticos que nos serán útiles para poder mejorar a Kril.

Mientras vayamos avanzando por el mar encontraremos microplásticos que nos serán útiles para poder mejorar a Kril.

Pero el juego no será solo sufrir y luchar contra difíciles enemigos, para nada. También tendrá su parte de plataformas donde, gracias a un anzuelo y un poco de hilo, nos podremos mover y enganchar de diferentes señuelos que encontraremos por distintas secciones del mapa, dando una mayor verticalidad a los escenarios que rebosan de detalles por donde los mires. Recorreremos zonas muy diferentes y variadas, como increíbles arrecifes de corales, bosques de algas marinas, aguas en mar abierto y una ciudad acuática donde encontraremos algún que otro comerciante que nos ofrecerá diferentes caparazones y mejoras.

Su estilo artístico es una de esas cosas que entran por la vista y, aunque luce totalmente encantador, lo equilibra muy bien con ese inesperado grado de dificultad que encontrarás en su primer contacto. La música es otro gran complemento del juego, ya que te sumerge en un mundo submarino como, al menos yo, no me lo esperaba.

Imagen 6 - Another Crab’s Treasure
Su estilo artístico luce totalmente encantador.

Su estilo artístico luce totalmente encantador.

En resumen, Another Crab’s Treasure fue una increíble sorpresa. Es un juego que salió en una fecha complicada compitiendo con grandes títulos de prestigiosos estudios, pero ahora entiendo por qué se animaron a hacerle frente a estos monstruos. Su concepto, fuera de encajar dentro de los soulslike, es totalmente fresco y tiene una personalidad increíble. Logra mantener un gameplay de más de 23 horas muy atractivo, su historia es alocada y divertida, y si consideramos que este indie llegará a un precio reducido, es una increíble opción para jugar uno de los mejores indies del año.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: