Violencia sin fin en Rosario: hirieron a un colectivero en un intento de robo

El hecho ocurrió sobre la línea 110 cuando un joven, que subió al transporte simulando que iba a viajar, sacó un arma y apuntó contra el trabajador. El delincuente tenía un cuchillo y una réplica de un arma.

Durante la noche del viernes, un colectivero de la línea 110 de Rosario fue herido por un joven que subió al coche, pero fingió que iba a tomar el transporte y sorprendió al chofer, quien resultó herido por un puntazo en la mano tras el forcejeo que se produjo.

El hecho ocurrió mientras el colectivo transitaba por las calles Seguí y Felipe Moré. Al subir al colectivo, sacó un arma de fuego y apuntó a otra persona. Después sacó un cuchillo para poder lograr robarle el celular.

El lugar Rosario

Por ese motivo, empezó el forcejeo. Allí el colectivero de 33 años sufrió un puntazo en un dedo y provocó una fuerte herida en la mano. Todo el hecho fue alertado por el botón antipánico que tienen los agentes del Comando Radioeléctrico.

Una de las pasajeras le entregó el arma a los suboficiales y la Policía constató que se trató de una réplica. El delincuente que hirió al colectivero, se bajó del vehículo y se escapó en dirección a la zona oeste de la provincia.

Maximiliano Pullaro atribuyó la amenaza a Patricia Bullrich a que "los presos dejaron de estar de fiesta"

El gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, atribuyó la bandera intimidatoria contra la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, a que las organizaciones criminales "están muy molestas porque desde el pasado 10 de diciembre en adelante, en la provincia de Santa Fe y en la República Argentina, los presos dejaron de estar de fiesta”.

“Si se creen que con amenazas nos van a detener, queremos decirles que nosotros vamos a profundizar las políticas en el marco de lo que nos permite la ley y la Constitución Provincial y Nacional”, advirtió el mandatario provincial.

maximiliano pullaro gobernador santa fe

“Aquí y en Buenos Aires los presos tenían teléfono celular, visitas íntimas, tenían comida que pedían por delivery y se las llevaban todos los días porque no querían la comida del Servicio Penitenciario, no estaban en aislamiento los presos que estaban en esos lugares; y eso claramente cambió”, afirmó.

Por eso, explicó Pullaro, “las organizaciones criminales nos tienen acostumbrados a este tipo de amenazas; están muy molesta porque desde el pasado 10 de diciembre en adelante, en la provincia de Santa Fe y en la República Argentina, los presos dejaron de estar de fiesta”.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: