Península Valdés: se registró un número récord de ballenas

El Instituto de Conservación de Ballenas detectó 1420 ejemplares, el máximo histórico en 51 años de estudios. El relevamiento duró tres días y se tomaron 12.500 fotos.

El Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) registró 1420 ejemplares en la Península Valdés, un número récord en 51 años de estudios. Para el relevamiento aéreo, que se realizó en Chubut entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre, se tomaron 12.500 fotos.

El ICB lleva adelante este trabajo todos los años para foto-identificar a las ballenas y saber cuáles regresan a la zona. Las callosidades sobre la cabeza de cada individuo son únicas y no cambian con el tiempo, lo que permite usarlas como "huellas dactilares" para reconocerlos.



Con esta técnica, el ICB y Ocean Alliance lograron desarrollar el catálogo de ejemplares de ballena franca austral más completo del mundo, con 4000 ejemplares identificados. El estudio no es un censo exhaustivo, por lo que es probable que este año haya más de 1420 animales, incluidas 554 crías en el Golfo Nuevo y el Golfo San José.

Relevamiento de ballenas en Península Valdés

El equipo, que sobrevoló el área en un avión Cessna del Aeroclub de Puerto Madryn, estuvo integrado por el piloto Peter Domínguez; el fotógrafo y director científico del ICB, Mariano Sironi; y el investigador Marcos Ricciardi, que se encargó de los apuntes y registros en GPS.

"Había tantas ballenas que debimos realizar más círculos que lo normal hasta completar el perímetro entero del golfo. Fue un relevamiento totalmente excepcional por el altísimo número de ballenas comparado con años anteriores", destacó Sironi.

"Vimos muchos ballenatos blancos, conocidos como morfos grises, ballenas adultas en grupos de cortejo y cópula, hembras con sus crías recién nacidas nadando lentamente en el mar tranquilo, algunos grupos de delfines y los paisajes impactantes que hacen a la experiencia más bella y estimulante", agregó.

"Imágenes así, de personas compartiendo el hábitat de las ballenas en una interacción tranquila y de disfrute natural, me llenan de alegría el corazón y me dan razones para la esperanza", concluyó el científico.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: