Mitos urbanos porteños: cuando la tragedia se convierte en leyenda

Dos hechos conocidos como "El Palacio de los Bichos" y "La Leyenda del Ascensor" forman parte del folclore de Buenos Aires. ¿Realidad o ficción?

La leyenda urbana o mito urbano es relato perteneciente al folclore contemporáneo. Es un tipo de creencia popular que es presentada como hechos reales sucedidos en la actualidad.

Algunas partes de esos hechos son reales y otros son exagerados, distorsionados o mezclados con datos ficticios. Circulan de boca en boca, por correo electrónico, por medios de comunicación. Suelen tener como trasfondo una moraleja.

Buenos Aires tiene sus mitos urbanos, por eso en C5N Paranormal te presentamos dos mitos urbanos porteños.

Mitos urbanos porteños: El Palacio de los Bichos

El Palacio de los Bichos: Campana al 3200, Villa del Parque. Allí se encuentra ubicado, cerca de la estación de trenes homónima al barrio. Dicho palacio posee una ornamentación con motivos inspirados en animales mitológicos y sus cuatro pisos estaban coronados por un torreón y una lujosa cúpula. La extraña construcción había sido diseñada por un millonario italiano extravagante y muy emprendedor.

A principios del siglo XX, el Palacio de Bichos fue decorado con toda “la pompa”, con miras a una gran fiesta ya que se casaba la hija mayor del dueño de casa. Cuando los novios abandonaron la fiesta, se marcharon en un carruaje con caballos que los esperaba junto a la entrada. Los invitados se asomaban desde la terraza con las copas levantadas. Pero nadie oyó el ruido de la desgracia.

Cuando el carruaje había avanzado 20 metros y cruzaba las vías, un tren arrolló a la pareja, al cochero y a los seis caballos… después, todo fue luto y silencio.

El padre cerró el castillo bajo siete llaves y se gestó entre los vecinos la leyenda de los fantasmas. Alguien vio una luz, otro vio sombras bailando. La propiedad fue tapeada y olvidada como un mal recuerdo.

Mitos urbanos porteños: La Leyenda del Ascensor

La leyenda del Ascensor: sucedió en una casona del barrio norte de Buenos Aires hacia la década de los ’30. En el mismo solar que ocupó la sede porteña de Radio Nacional, en Ayacucho entre Las Heras y Pacheco de Melo. Allí vivía una familia de clase alta, en una casa que tenía un ascensor para comunicarse con los pisos superiores. Estaba forrado todo en madera de roble.

Un día la familia partió rumbo a Europa en un viaje por tres meses. Antes de partir, los dueños de casa contrataron a una joven doméstica para mantener la casa en su ausencia: limpieza, orden y todo lo demás de la inmensa mansión.

La joven llevó sus cosas para instalarse en el lugar y se dirigió en ascensor hacia uno de los pisos de arriba para buscar algo antes de retirarse y regresar al otro día. Pero los propietarios creyendo que ya no había nadie en la casa cerraron todo con llaves y candados, desconectaron las luces… con lo cual el ascensor que había tomado esta empleada quedó paralizado. A mitad de camino. Ellos abandonaron el lugar.

Cuando la familia volvió de Europa se encontró con el cadáver de esa mujer dentro del ascensor, cuyas paredes de madera mostraban la huella de los arañazos desesperados que dejó antes de morir.

Los mitos urbanos tienen una base de realidad, pero suelen ser relatos fantásticos creados por los ciudadanos de a pie… pero qué ocurriría si estos hechos son reales, ¿esconderán en su relato algo de verdad?

*Héctor Rossi presenta C5N Paranormal.

DEJA TU COMENTARIO:

¿Querés recibir notificaciones de alerta?