La NASA, a punto de estrellar una nave contra un asteroide: por qué puede salvar a la Tierra

La misión DART demostrará si la tecnología del "impactador cinético" alcanza para alterar la velocidad y trayectoria de un meteorito antes de que sea demasiado tarde.

Será un ensayo, sin los nervios y la adrenalina que podría suponer desviar a un asteroide antes de que, efectivamente, se encuentre a punto de impactar contra la Tierra. Si este lunes todo sale como lo viene planeando la NASA, la misión DART demostrará que la tecnología del "impactador cinético" puede alterar la velocidad y trayectoria de un meteorito antes de que sea demasiado tarde.

Los asteroides giran alrededor del sol y se vuelven peligrosos si sus órbitas y la órbita de la Tierra se cruzan en el mismo punto y al mismo tiempo. Por eso, la clave para prevenir un choque devastador es predecir el encuentro con mucha anticipación y desviar el camino del asteroide para que llegue temprano o tarde a la cita.



El objetivo de la nave espacial DART es el sistema binario de asteroides Didymos ("gemelo" en griego), el candidato ideal para el primer experimento de defensa planetaria de la Humanidad, aunque no represente una amenaza real ya que de hecho no tiene posibilidades de colisionar con nuestro planeta. El momento será justo cuando se minimice la distancia entre la Tierra y Didymos, una posibilidad que no volverá a repetirse hasta 2062.

Misión DART de la NASA

Así será el impacto de la nave contra el asteroide.

Está compuesto por dos asteroides: el más grande Didymos tiene un diámetro de 780 metros y Dimorphos, que lo orbita, alcanza apenas los 160 metros. La nave espacial chocará con Dimorphos intentando cambiar la órbita alrededor de Didymos. Pero antes de que DART pueda impactar, deberá encontrar la luna pequeña del asteroide y llegar a ella.

Esa no es una tarea fácil considerando que unas pocas horas antes de la colisión, el sistema Didymos seguirá siendo apenas visible. Sin embargo, DART podrá encontrar el asteroide y guiarse de forma autónoma hacia ellos gracias a su sistema de algoritmos de navegación en tiempo real. En las últimas horas, DART usará su método de reconocimiento de asteroides para identificar y distinguir entre Dimorphos y Didymos. En el instante final, impactará a unos 22.000 kilómetros por hora.

asteroides
Didymos y su luna en órbita Dimorphos.

Didymos y su luna en órbita Dimorphos.

C5N dialogó con Andrew Rivkin, líder del equipo de investigación de DART, quien aclaró que “el impacto no destruirá el asteroide por completo, hará un cráter en Dimorphos. Creemos que el cráter tendrá unos 10-20 metros de ancho y unos pocos metros de profundidad. La nave espacial DART no es lo suficientemente grande ni se mueve lo suficientemente rápido como para destruirlo”.

¿Qué es la defensa planetaria?

El 15 de febrero de 2013, un asteroide entró en la atmósfera de la Tierra y explotó sobre Chelyabinsk, Rusia, provocando un estallido en el aire y una onda expansiva que golpeó a seis ciudades de la región. La explosión hirió más más de 1.600 personas y causó graves daños. Un detalle: el objeto de Chelyabinsk tenía un tamaño de unos 18 metros.

En 2016, la NASA estableció la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria para la detección temprana de objetos potencialmente peligrosos, es decir, asteroides cuyas órbitas se acercarán a la Tierra y de un tamaño lo suficientemente grande para causar un daño significativo. ¿Podríamos pensar en un sistema de defensa planetario más complejo para el futuro?

Rivkin explicó que “se han estado estudiando sistemas diferentes y más complejos, e imagino que algunos de ellos se probarán en las próximas décadas. Pero uno de los beneficios de un impactador cinético como DART es que es muy simple. Por el momento, no estoy al tanto de ningún proyecto para que la NASA haga otro experimento similar en el corto plazo. Sin embargo, la agencia espacial china tiene algunos planes”.

nasa rivkin
Andrew Rivkin, líder del equipo de investigación de DART.

Andrew Rivkin, líder del equipo de investigación de DART.

Los objetos cercanos a la Tierra (NEO, por sus siglas en inglés) son asteroides y cometas que orbitan alrededor del Sol como los planetas, pero con órbitas que los llevan a pasar en un radio de aproximadamente 50 millones de kilómetros de nuestra órbita. Los astrónomos estiman que hay aproximadamente 25.000 asteroides cercanos de un tamaño cercano a los 140 metros o aún más grandes, lo suficiente como para causar una devastación regional si llegaran a golpearnos. La buena noticia es que ninguno de los asteroides conocidos tiene una posibilidad significativa de tocar la Tierra durante los próximos 100 años, la mala es que hasta el momento solo hemos encontrado el 40 por ciento de ellos.

¿Cómo podríamos defender el planeta de un asteroide más grande? La respuesta del científico de la NASA se adentra en lo desconocido. “Si entrara un gran asteroide y lo encontramos lo suficientemente pronto, entonces algo como DART podría cambiar su órbita a tiempo. Incluso podríamos hacer algo más potente para desviarlo. O podríamos enviar varios impactadores cinéticos en fila, cada uno haciendo un pequeño esfuerzo para lograr un gran empujón".

Sin embargo, concluye, si eso no alcanzara deberíamos tomar medidas más extremas: "Si se tratara de un objeto más grande, tal vez de un kilómetro de diámetro o más, probablemente necesitaríamos detonar una bomba nuclear y dejar que su onda de choque desviara el asteroide”.

Dónde mirar en vivo el impacto de DART contra el asteroide

La cobertura en vivo (en inglés) del impacto de DART contra el asteroide Dimorphos se emitirá en el canal de televisión de la NASA (www.nasa.gov/nasalive). El momento culminante se producirá a las 20.14 hs de la Argentina.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: