La NASA confirmó que el 2023 fue el año más cálido de la historia: ¿seguirá aumentando?

El informe de la temperatura global de la agencia norteamericana confirma lo que miles de millones de personas alrededor del mundo experimentaron el año pasado: estamos frente a una emergencia climática.

En el año 2023, la temperatura promedio de la superficie de la esfera terrestre fue la más cálida que se haya registrado, según un análisis de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA). Las temperaturas mundiales del año pasado estuvieron alrededor de 1,2 grados Celsius (2,1 grados Fahrenheit) por encima del promedio para el ciclo de referencia de la agencia norteamericana (de 1951 a 1980), informó el cuerpo de científicos del Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales (GISS, por sus siglas en inglés).

“El informe de la temperatura global de la NASA y la NOAA confirma lo que miles de millones de personas alrededor del mundo experimentaron el año pasado: estamos frente a una crisis climática”, expresó el administrador de la NASA Bill Nelson.

La agencia estadounidense prepara su archivo de temperaturas utilizando los datos de la temperatura del aire de la superficie agrupados de decenas de miles de estaciones meteorológicas, así como información de la temperatura de la superficie del mar obtenidos por instrumentos en barcos y boyas. Esta recopilación es analizada utilizando métodos que toman en cuenta el variado distanciamiento de las estaciones de temperatura en todo el globo y los efectos del calor urbano que podrían desviar los cálculos.

calentamiento global

Qué dice la NASA tras confirmar que el 2023 fue el año más cálido de la historia

En 2023 millones de personas en todo el planeta vivenciaron calor extremo, y cada mes, de junio a diciembre, establecieron un récord mundial para el mes respectivo. Julio fue el mes más caluroso jamás documentado. En general, la Tierra fue alrededor de 1,4 grados Celsius (o unos 2,5 grados Fahrenheit) más calurosa en 2023 que que la media de finales del siglo XIX, cuando empezó el mantenimiento de los registros modernos.

“El calentamiento excepcional que estamos experimentando no es algo que hayamos visto en la historia de la humanidad”, dijo Gavin Schmidt, director del GISS. “Se debe principalmente a nuestras emisiones de combustibles fósiles, y estamos observando sus impactos en las olas de calor, las lluvias intensas y las inundaciones costeras”. Si bien los científicos tienen pruebas determinantes de que la tendencia del planeta al calentamiento a largo plazo está impulsada por la actividad humana, siguen examinando otros sucesos que pueden impactar en los cambios anuales o plurianuales del clima, como El Niño, los aerosoles y la contaminación, y las erupciones volcánicas.

Planeta fuego calor temperatura calentamiento

Normalmente, la mayor fuente de oscilación interanual es el patrón climático oceánico El Niño-Oscilación del Sur, en el océano Pacífico. El patrón tiene dos fases, El Niño y La Niña, cuando las temperaturas de la superficie marítima a lo largo del ecuador vacilan entre temperaturas más cálidas, promedio y más frías. En el intervalo de 2020 a 2022, el océano Pacífico atravesó tres fenómenos continuos de La Niña, los cuales tienden a enfriar las temperaturas globales. En mayo de 2023, el océano pasó de La Niña a El Niño, lo que suele coincidir con los años más acalorados en los registros.

Sin embargo, las temperaturas récord en la segunda mitad de 2023 sucedieron antes del pico del actual fenómeno de El Niño. Los científicos esperan observar los mayores impactos de El Niño en febrero, marzo y abril. “Incluso con factores de enfriamiento ocasionales, como volcanes o aerosoles, seguiremos batiendo récords mientras las emisiones de gases de efecto invernadero sigan aumentando”, confirmó Schmidt. “Y, desafortunadamente, el año pasado nuevamente volvimos a establecer un nuevo récord de emisiones de gases de efecto invernadero”.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: