La argentina que llegó a la NASA para proyectar una misión tripulada a Marte

Avril Denegri, alumna de Ingeniería Aeroespacial de la UNLP, viajó a Houston para participar de trabajos relacionados con la geología y el clima del planeta rojo. También ayudó a desarrollar motores y sistemas de soporte vital.

Una estudiante de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) viajó a Estados Unidos para formar parte de un proyecto de la NASA. La iniciativa buscó "organizar una misión tripulada a Marte con el objetivo de explorar el planeta y preparar un sitio para el alojamiento de astronautas".

Se trata de la argentina Avril Denegri, quien participó de un programa de dos semanas de la Foundation for International Space Education (FISE), vinculada a la NASA. Allí estudió en la Space School de Houston, en Texas, junto a jóvenes de otros países y expertos de la industria espacial.



La joven realizó trabajos relacionados con la geología y el clima de Marte, además de otros aspectos de la misión como el soporte vital, motores, órbitas y presupuesto. También aprendió sobre sistemas de eliminación de dióxido de carbono (CO2 scrubbers), trajes espaciales y radiación.

"Cada grupo se ocupaba de una parte de la misión. Yo estaba en el que se encargaba del diseño del hábitat donde iban a vivir los astronautas en Marte y de la selección de los astronautas. En mi equipo éramos ocho estudiantes más nuestro mentor que nos ordenaba y guiaba", explicó.

Avril Denegri en la NASA
Avril Denegri en el Neutral Buoyancy Laboratory (NBL) de la NASA.

Avril Denegri en el Neutral Buoyancy Laboratory (NBL) de la NASA.

Denegri está cursando el primer año de la carrera. En 2021 egresó del Colegio Nacional de la UNLP con un promedio de 9,850, uno de los tres mejores de su promoción. El viaje fue costeado por la Facultad de Ingeniería y por el Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA).

"La secretaria académica del colegio me ofreció realizar este proyecto. Sabían que me había anotado en Ingeniería Aeroespacial y que me iba a comprometer completamente", contó la joven.

Agregó que la carrera de Ingeniería Aeroespacial "tiene mucha matemática y no tiene límites: siempre se puede innovar. Hay un montón de sectores en los cuales se puede trabajar. Hoy en día me encantan los sistemas de soporte vital y me encantaría dedicarme a eso", concluyó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: