Erupciones solares: la NASA capturó dos momentos que mantiene en vilo a todos

El primer suceso fue categorizado como X1.4 y el segundo como X1.0. Hablar de estos fenómenos espaciales clase X sugiere que se trata de los más intensos.

El Observatorio de Dinámica Solar de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), que vigila el Sol constantemente, captó imágenes de sucesos del sol únicos y las publicó en su sitio web. En ellas se puede vislumbrar dos erupciones solares, que exhiben un subconjunto de luz ultravioleta extrema y, que a su vez, destaca el material extremadamente caliente de las llamaradas azules y doradas.

Las erupciones solares son potentes explosiones energéticas que pueden afectar a las comunicaciones por radio, a las redes eléctricas y a las señales de navegación e implican un desafío para las naves espaciales y los astronautas.

Su clasificación se basa en la intensidad de la radiación de rayos X que desprenden, medida en unidades conocidas como "clases de erupción". La clase X es la más poderosa, seguida de las clases M y C. Dentro de la clase X, las erupciones se categorizan en función de la intensidad de la radiación medida en vatios por metro cuadrado (W/m^2) en la extensión de onda de 1 a 8 angstroms.

Llamaradas solares

Cómo fueron las erupciones solares que capturó la NASA

La primera erupción se cataloga como X1.4 y la segunda como X1.0. Hablar de erupciones clase X significa que se trata de las más intensas, mientras que el número brinda más información sobre su fuerza.

Entonces, una erupción definida como X1.4 posee una intensidad suavemente mayor que una clasificada como X1.0. La clasificación X1.4 habla de una erupción que emitió una cantidad relevante de radiación de rayos X en la longitud de onda mencionada, mientras que X1.0 indica una cantidad levemente menor, pero aún así muy fuerte.

Estas erupciones solares pueden tener impactos en la Tierra, como interferencias en las comunicaciones de radio y redes de navegación por satélite, así como la potencialidad de generar auroras visibles en latitudes más bajas de lo normal.

llamarada sol nasa

Cómo es el entrenamiento que están haciendo los astronautas de la NASA para volver a la luna

El entrenamiento de los astronautas de la NASA para volver a la Luna implica una serie de programas intensivos creados para prepararlos física, mental y técnicamente para las misiones lunares. Aquí hay algunos aspectos principales del entrenamiento:

  • Entrenamiento en simuladores: Los astronautas pasan una cantidad importante de tiempo en simuladores que replican las circunstancias que enfrentarán en la Luna. Esto incluye simuladores de aterrizaje lunar, simuladores de vehículos lunares y simuladores de caminatas espaciales en superficies lunares simuladas.

  • Entrenamiento en gravedad reducida: Los astronautas intervienen en vuelos parabólicos y entrenamientos en piscinas de flotación neutral para simular la gravedad reducida que experimentarán en la Luna. Esto los ayuda a familiarizarse con el movimiento y la orientación en contextos de baja gravedad.

  • Formación en operaciones de vehículos espaciales: Los astronautas reciben capacitación intensiva en el funcionamiento y la operación de los vehículos espaciales que utilizarán en los proyectos lunares, incluidos los módulos de aterrizaje lunar, los rovers lunares y otros equipamientos especializados.

  • Entrenamiento en habilidades de supervivencia: Dado que las misiones lunares implican trabajar en un entorno complejo y remoto, los astronautas reciben entrenamiento en herramientas de supervivencia, incluida la capacitación en técnicas de supervivencia en el zonas desérticas y la formación en procedimientos de rescate.

  • Entrenamiento en comunicaciones y trabajo en equipo: Los astronautas aprenden a comunicarse de manera efectiva y a trabajar en equipo en entornos extremos y de alta presión. Esto incluye instrucción en comunicaciones de emergencia y resolución de conflictos en situaciones difíciles.

  • Entrenamiento en ciencia y exploración lunar: Los astronautas son capacitados en geología lunar, ciencia espacial y exploración de superficies planetarias para que puedan llevar a cabo investigaciones científicas durante las misiones lunares y obtener muestras de rocas y suelos lunares.

  • Entrenamiento en sistemas de soporte vital y mantenimiento: Los astronautas aprenden a operar y mantener los sistemas de soporte vital de la nave espacial y los hábitats lunares, incluidos las estructuras de suministro de oxígeno, agua y alimentos, así como las de control del medio ambiente.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: