"Elijo Crecer": un festival en defensa de la ciencia y tecnología en contra del ajuste de Milei

En medio de los despidos y del desfinanciamiento del Conicet, un grupo de investigadores organizó un festival federal a lo largo y ancho de la Argentina para informar y mostrar su trabajo. "Lavar los platos, eso no vuelve más", expresaron.

El último fin de semana se realizó "Elijo Crecer", el primer festival en defensa de la ciencia y tecnología argentina a lo largo y ancho del país. Investigadores de la ciencia autoconvocados organizaron más de 30 nodos de con stands, charlas y divulgación de su trabajo.

En medio de los despidos indiscriminados en el Conicet, en otras áreas del Estado y el desfinanciamiento que atraviesan varios organismos, los trabajadores intentan visibilizar el problema que plantea que el Gobierno actual no financie la ciencia y tecnología en todas sus áreas.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cientos de personas se acercaron al Parque Saavedra, Parque Rivadavia y Parque Centenario para participar de diferentes actividades para grandes y chicos. El cierre del festival ocurrió en el Parque Rivadavia, donde entonaron una canción como broche de oro para cerrar dos jornadas maravillosas, donde pudieron hablar, enseñar y demostrar la importancia de su trabajo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/CerbinoSanz/status/1777090232669602253&partner=&hide_thread=false

Con el cantito de "la ciencia no se vende" varias personas se reunieron cerca del escenario principal donde Valeria Edelsztein, Dra. en Química y divulgadora, anunciaba las charlas y participaciones. Al finalizar el encuentro, la investigadora dialogó con C5N y reflexionó sobre el éxito en convocatoria en los distintos nodos: "Estamos muy emocionados, vino muchísima gente, pero además hubo muchísima gente en todo el país".

"Fue una movida muy exitosa que muestra que hay un montón de personas en todo el territorio que tienen ganas de pelear de defender a la ciencia y tecnología y eso da esperanzas. No somos tan pocos ni estamos tan solos, vamos a seguir luchando por nuestra soberanía científica porque de verdad son un orgullo y tenemos que defenderlo", sentenció.

¿En qué consistió el festival? En medio del parque, ya sea el Centenario, Rivadavia o Saavedra, se levantaron stands donde se divulgaba sobre alguna investigación en diferentes áreas y temáticas,por ejemplo el estudio del comportamiento de los perros, de raza, hasta el estudio cuantitativo del tiempo. Además, en medio de la gente, se podía identificar a los becarios y becarias del Conicet quiénes tenían un cartel con su nombre y área de estudio, a quién se les podía hacer preguntas libremente.

"Creo que es muy importante visibilizar, llegar a gente del día a día, que tal vez no conocen todo lo que el Conicet financia y el exministerio de Ciencia y Tecnología financian, porque son áreas muy diversas y se termina banalizando que no son las ciencias duras", analizó Marina, doctoral de Conicet trabaja en el IB3 en la Facultad de Exáctas y Naturales de la UBA, en diálogo con C5N.

Festival Elijo Crecer 3 9-4-24.png

También aclaró que esta convocatoria invita a la gente a "chusmear y está buena la difusión", ya que en encuentros como estos permite "bajar a tierra todos estos conocimientos que quedan en palabras muy rimbombantes y terminan siendo cosas que pueden cambiarle la vida a la gente".

"Estamos logrando esto con la convocatoria, gente que viene a la plaza, al parque a recorrer y de repente se suma y te pregunta, por cosas que tal vez si estaba sentado mirando la tele no le hubiera llamado la atención porque también los medios se encargan de visibilizar eso", finalizó.

En defensa del ARSAT y en reconocimiento de los becarios del Conicet

Además de los stands de divulgación, también se encontraban diferentes organizaciones como miembros del Sindicato de las Telecomunicaciones (FOETRA), quienes reclamaban por el pago de los sueldos adeudados de ARSAT y en contra de cualquier proyecto de privatización, así explicó Luis Zas para C5N miembro y secretario de Nuevas Tecnologías de FOETRA.

A nivel nacional al Empresa Argentina de Soluciones Satelitales S.A. (ARSAT) tiene desplegados 40 mil kilómetros de fibra óptica, 110 antenas de televisión digital, lo que supone la provisión de televisión de aire gratis en aquellos lugares que no llegan las grandes empresas, también ofrece servicio de educación a más de 2.600 escuelas rurales y un datacenter con miles de servidores, y es uno de los principales objetivos para privatizar del Gobierno actual.

"Para nosotros es muy importante en dos niveles ARSAT: por la soberanía de las telecomunicaciones, es uno de los 10 países en el mundo que puede construir satélites, y por la soberanía de datos, tenemos uno de los datacenters más grandes de Latinoamérica", expresó.

¿Qué significa que se privatice ARSAT en términos de soberanía? Para Zas la privatización del ARSAT supone la pérdida de soberanía en telecomunicaciones porque significa perder la red troncal de 37 mil kilómetros de fibra que atraviesa el país de norte a sur y provee de conexión de ancho de banda a todas las provincias. Sumado a los especialistas más grandes de Latinoamérica en seguridad que hoy brindan sistemas de encriptación a las fuerzas de seguridad.

Festival Elijo Crecer 2 9-4-24.png

Eso no es todo, entre los presentes también se encontraban miembros de Jóvenes Científicxs Precarizadxs, una agrupación que desde 2005 denuncia y genera conciencia sobre las condiciones de trabajo del becario, quienes hasta el momento conquistaron el poder de acceder a una obra social y que las mujeres que quieran ser madres puedan tener garantizadas licencias por maternidad, ahora luchan por el convenio colectivo de trabajo.

C5n conversó con María de la Paz, una de sus miembros que argumentó: "Estamos denunciando el desmantelamiento del sistema científico, el cierre del ministerio, el achicamiento y el desfinanciamiento del Conicet y con eso de las universidades. ¿Qué va a pasar con nuestra sociedad si no tenemos un sistema científico?".

El sistema científico actual puede llegar a correr la misma suerte que en el período 1990- 2001, donde ocurrió una reducción presupuestaria que llevó al cierre de centros e institutos y la "fuga de cerebros", un éxodo de investigadores del país. "Este Gobierno de ultra derecha entiende que la ciencia no es productiva, y que la ciencia que va a quedar es lo que genere ganancia o rentabilidad. El resto de las ciencias que sirven para pensar o solucionar problemas a la gente no sirven", afirmó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: