Doble crimen de Vicente López: el presunto parricida habría estafado a más personas

La Justicia sumó declaraciones de testigos que habrían perdido dinero a manos de Martín Del Río. Sospechan que engañó a sus padres para cubrir esas deudas y los asesinó cuando fue descubierto.

La Justicia investiga si Martín Santiago Del Río, el principal sospechoso del doble crimen de Vicente López, estafó a más personas antes de robarle dinero a sus padres. El hombre lleva siete días detenido en la Delegación Departamental de Investigaciones de San Isidro, desde donde escribió una carta en la que se declaró inocente.

El equipo de fiscales integrado por Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería está reuniendo testimonios de personas que habrían sido estafadas por el presunto parricida. La sospecha es que Del Río tenía deudas que cubrió con el dinero que le robó a sus padres.



José Enrique Del Río y María Mercedes Alonso, de 74 y 72 años, le habían dado al menos u$s2 millones a su hijo para que les comprara un departamento en el exclusivo edificio Chateau Libertador del barrio de Núñez. Sin embargo, el hombre sólo entregó una seña y tendría acceso a la propiedad dentro de 36 meses.

La hipótesis de los fiscales es que Del Río usó ese dinero para solucionar sus problemas económicos y le mintió a sus padres sobre una supuesta mudanza que se concretaría pronto. Cuando ya no pudo sostener su coartada, fue a su casa de Vicente López y los asesinó.

El presunto parricida escribió una carta y se declaró inocente

Martín Del Río, de 47 años, escribió una carta de puño y letra desde la Delegación Departamental de Investigaciones de San Isidro, donde lleva seis días detenido. En la misma aseguró que es inocente y que amaba a sus padres.

"Hola, soy Martín Santiago Del Río. Lo primero que quiero decir es que soy inocente. Me mataron a mis padres. Amé, amo y amaré toda mi vida a mis padres, Quique y Mecha", aseguró el presunto parricida.

Carta del parricida de Vicente López

"Mi padre me enseñó lo mucho o lo poco que soy. Quique fue mi padre, mi amigo, mi maestro, y siempre tenía la palabra justa en el momento preciso. Ya sabíamos, por el tono de su voz, si algo pasaba", contó sobre José Enrique Del Río.

Sobre María Mercedes Alonso sostuvo que "era su coequiper. Ella siempre atenta a todo. La familia siempre. Preocupada y atenta por si alguien necesitaba algo, súper amiga de sus amigas. Ella era mi mamá", afirmó.

"Trabajando con ellos nuestra relación creció a niveles únicos. Éramos súper compinches en todo. Sumé mucha experiencia de él y de mi madre. Siempre súper trabajadores. Únicos. La familia y el negocio eran lo más importante", destacó.

"Toda la vida lo único que hice fue hacerlos felices. Todo lo que pude hacer, lo hice. Desde el cariño, el afecto, el disfrute, estar presente siempre", aseguró Del Río.

"En mi vida hubiese hecho una cosa así. Nunca. Viejos, los amo y los voy a amar toda la vida. Gracias, viejitos amados. Voy a luchar para saber qué les pasó. Soy inocente. Me mataron a mis padres", concluyó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: