Asesinaron a un joven y arrojaron el cuerpo en la puerta de la cancha de Newell's

La víctima, Lorenzo Altamirano, recibió tres impactos de bala en el cráneo, pecho y una muñeca. Minutos antes del ataque, otras dos personas en moto balearon una seccional policial de Villa Gobernador Gálvez.

Un joven de 29 años murió luego de ser baleado en uno de los ingresos del estadio del club Newell's Old Boys, como parte de un mensaje mafioso por parte de sicarios dirigido a un preso presunto jefe de la barra del conjunto rosarino.

La víctima, identificada como Lorenzo Altamirano, fue trasladada de urgencia al Heca con heridas de arma de fuego en el cráneo, en el tórax y en la muñeca derecha, pero finalmente murió en la mañana de este jueves.



Si bien los testimonios no son claros, se cree que un auto negro, posiblemente un Renault Sendero, frenó sobre la calle Morcillo al 2600, los ocupantes hicieron bajar a una de las personas que estaba en el vehículo y ejecutaron tres disparos.

Al lado del cuerpo de Altamirano, la Policía encontró un papel con un inquietante mensaje escrito de puño y letra: “Damián Escobar, Leandro Vinardi y Gerardo Gomez, dejen de sacar chicos del club para tirar tiros en Rosario”.

Mensaje Newells

Vinardi, según investigaciones del Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de la Acusación, no solo es el presunto jefe de la banda de Los Monos que opera principalmente en Villa Gobernador Gálvez y en la zona sur de Rosario, sino que también es uno de los integrantes de la barra brava de Newell’s.

Por su parte, minutos después del ataque y a pocas cuadras, fue encontrado un Sandero negro prendido fuego en Latzina al 2900. El auto tenía pedido de captura por robo calificado desde el 30 de enero, según la denuncia presentada por la víctima en la comisaría 5ª.

Otro ataque en Villa Gobernador Gálvez con un similar mensaje

Minutos antes del ataque en la Puerta 6 del Coloso del Parque, dos personas en moto atacaron una seccional policial de Villa Gobernador Gálvez y también dejaron un cartel intimidatorio para el mismo recluso.

Este primer hecho, ocurrió en Nahuel Huapi y Pellegrini, donde está el edificio de la subcomisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez cuando una moto con dos ocupantes disparó contra un patrullero que estaba estacionado y fuera de servicio.

El vehículo policial tenía siete impactos de bala, y a los pocos metros, se encontró un cartel dirigido a un preso señalado como uno de los cabecillas de la barra brava del conjunto leproso.

“Nicolás Avalle, Leonardo Vinardi, dejen de sacar a los pibes del club a tirar tiros en Rosario”, se lee en el papel escrito a mano, en rojo y con errores a la hora de escribir los nombres.

Mensaje Newells en Villa Gobernador Gálvez

Fuentes del caso manejaban como una de las hipótesis que los dos ataques se relacionan con la interna de la barrabrava del equipo rosarino y sus vínculos con una de las más conocidas bandas criminales de Rosario.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: