¿Todo arreglado? Furia de Gran Hermano reveló que Agostina fue avisada de la falsa expulsión en el confesionario

La participante contó que empezó a "sentir algo raro" cuando vio que "la poli" fue llamada de manera inesperada por parte de la producción.

La expulsión de Agostina Spinelli de Gran Hermano no fue real porque se trata de una especie de beneficio para la propia participante de ver el juego desde afuera durante 24 horas. Sin embargo, Furia reveló que no la tomó por sorpresa porque sospecha que fue avisada previamente.

La jugadora se quedó quieta cuando se dio la expulsión de su compañera. Luego analizó la situación y se dio cuenta que la salida podía no ser definitiva. Si bien no adivinó el motivo, entendió que podía no ser de todo cierto.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/sways/status/1760132553196048563?t=Hq2drU1_A9KEJDoglVHmdg&s=08&partner=&hide_thread=false

“Le dijo Agostina, Agostina. Fue y yo le digo a Gran Hermano, ¿no me das algo para los ovarios? Juro que ahí ya empecé a sentir algo raro”, indicó Juliana. ¿Qué quiso decir? Que llamaron a Agos varias veces desde la producción con la excusa de la insulina porque es diabética.

De esta manera, en alguna de esas llamadas al confesionario le comunicaron que algo iba a pasar con ella y que se quede atenta al teléfono. ¿Fue todo armado o se dio de casualidad?

Gran Hermano 2023: sonó el teléfono rojo y una participante fue eliminada

Las sorpresas en Gran Hermano están a la orden del día. Tras la sanción a Rosina Beltrán y el "percance" que sufrió Furia en medio de una prueba , cerca de la medianoche sonó el teléfono rojo en la casa más famosa y Agostina atendió: "Agostina tenés que abandonar la casa ahora". En shock, la participante se tuvo que ir y no se le permitió tomar sus cosas entre las expresiones de sorpresa de los demás participantes.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/GranHermanoAr/status/1760125314909302823?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1760125314909302823%7Ctwgr%5E465f6bc8f835133f2eeae48439f012a019c36518%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fc5n.backend.thinkindot.com%2Fbackend%2Feditor20%2Fphp%2FObjectTinyMCEIframe.php%3Ffield%3DcuerpoclassName%3Dheight%3D600pxmaxheight%3D620minheight%3D400plugings%3D20paste20tdlinkNew20lists20advlist20autoresize20tdparagraph20tdhighlight20tdgrouper20tdembed20tdclipboard20liveblog20wordcount20noneditable20width%3D600pxtoolbar1%3D20undo20redo2020styleselect2020alignleft20aligncenter20alignright20alignjustify2020bold20italic20removeformat2020backcolor2020bullist2020numlist2020tdlinkNew20tdparagraph20tdhighlight20tdgrouper20tdembed20liveblogallow_header_formats%3D1allow_inline_formats%3D1timestamp%3D17085147612559505&partner=&hide_thread=false

Tras despedirse, a puro llanto, fue notificada de la realidad: su "eliminación" no era tal. Minutos antes Santiago del Moro había confirmado que en un inesperado giro de los acontecimientos, desde Gran Hermano habían decidido que la persona que atendiera el teléfono no se despidiera de la casa, y que se dirigiera a un SUM, en el que podría ver y oír, como cualquier televidente, todo lo que sucedía en la casa.

"Le van a vendar los ojos, un productor con pasamontañas no tendrá visión ni diálogo con aquel que atienda. En el SUM habrá comida riquísima, películas y la casa en vivo. Es como asistir a tu velorio", indicó Santiago del Moro. El llanto de Agostina pasó a ser una sonrisa y no podía creer lo que estaba pasando.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: