En una jornada tensa y con incidentes, debutó el protocolo antipiquetes de Patricia Bullrich

Organizaciones sociales se manifestaron "contra el ajuste" y "en defensa del derecho a la protesta". Hubo incidentes y dos detenidos.

"Le pegaron a maestras, le pegaron a mujeres, le pegaron a trabajadores", expresó a los gritos un docente que integraba la columna de MST pasadas las 16, cuando la Policía de la Ciudad de Buenos Aires decidió romper la paz de la manifestación que organizaciones sociales, sindicales y políticas realizaron este miércoles a Plaza de Mayo para recordar a las víctimas de la represión del 19 y 20 de diciembre del 2001 y en rechazo a las políticas de ajuste del gobierno de Javier Milei.

La jornada de protesta y lucha se desarrollaba en absoluta tranquilidad hasta que decenas efectivos de la fuerza porteña decidieron interrumpir innecesariamente el paso de una numerosa columna de la izquierda que avanzaba por Diagonal Norte. A la altura de Esmeralda, a tan solo tres cuadras de Plaza de Mayo, los policías intentaron bloquear el paso de los manifestantes provocando empujones, corridas y forcejeos.

Pese a que los manifestantes no respondieron a la provocación, los policías avanzaron sobre ellos con mucha violencia, golpeando y tirando al piso a distintas personas. Tras varios minutos de escaramuza, los efectivos se llevaron detenidos a dos militantes, uno del PTS y otro del Polo Obrero, los únicos dos detenidos de la jornada. La misma escena se replicó sobre las columnas que avanzaban desde Avenida Belgrano por Diagonal Sur. Allí efectivos de la Federal tiraron gas pimienta sobre periodistas y manifestantes para evitar el corte total de la calle.

De esta manera, con un despliegue desmedido de fuerzas de seguridad, provocaciones e intimidaciones, se inauguró el protocolo antipiquete de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien al final del día celebró el éxito del operativo.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de C5N (@c5n)

Intimidaciones del Gobierno para evitar la manifestación

En línea con las advertencias que realizaron distintos funcionarios del gobierno de La Libertad Avanza, desde temprano se montó un fuerte operativo que tenía como objetivo atemorizar a la sociedad. En los distintos accesos a la Ciudad hubo retenes policiales que frenaron arbitrariamente distintos colectivos para requisar y filmar a los pasajeros.

En la estaciones de tren se usaron las pantallas y los altavoces para recordarle a la población la disposición del ministerio de Seguridad para quitarle los planes sociales a aquellas personas que participaran de las manifestaciones.

De todas maneras, las intimidaciones no evitaron que miles de personas realizaran pacíficamente la primera marcha contra el brutal ajuste del gobierno libertario. "Con un protocolo no van a lograr que la gente salga a manifestarse después de que sacaran medidas que son repudiables por todos los sectores sociales. Bullrich quiso que tengamos miedo, pero no pudo. Tomó todas las medidas para que no movilizáramos y acá estamos", expresó Vilma Ripoll, dirigente del MST, a C5N.COM.

Policia

A las 15, comenzaron a llegar los primeros manifestantes frente a la Casa Rosada. Alrededor de la Pirámide de Mayo, el Movimiento de Jubilados por la Liberación realizó un acto donde denunció que la reforma previsional que quiere impulsar Milei significará un nuevo saqueo en contra de los pensionados.

"Nos están vaciando los bolsillos. Por eso nos movilizamos en paz. No queremos violencia y repudiamos las amenazas del gobierno. Lo único que queremos es luchar por una vida mejor para todos los argentinos", expresó Juan, un jubilado de 75 años, a este medio.

"Reclamamos por nuestros derechos y reivindicaciones. Los que pagamos las crisis somos los jubilados. Nos están amenazando con quitarnos nuestras conquistas. No somos violentos y desde el gobierno nos están tratando con mucha violencia. Es inadmisible", agregó por su parte Nélida, una jubilada de 80 años proveniente de La Matanza.

Cerca de las 15.30, las dos columnas principales de la marcha, integradas por militantes del Polo Obrero, MST, Coordinadora Sindical Clasista, PTS, el Bloque Piquetero Nacional, líneas internas de Unión Ferroviaria, Sutna, Sipreba, ATE Capital, Cicop, entre otras organizaciones sindicales, sociales y políticas, ya se encontraban desplegadas en Diagonal Sur y avenida Belgrano y Florida y Diagonal Norte para confluir en Plaza de Mayo.

Pese a que los cordones de efectivos policiales intentaron que los manifestantes se desplacen por las veredas, tras los incidentes los manifestantes ganaron la calle e ingresaron a la plaza. "Que boludos ahora el protocolo se lo meten en el culo", "Vení Patricia, vení y mirá, y date cuenta que en la calle somos más", eran algunas de las canciones que entonaban los manifestantes a medida que avanzaban con las columnas.

"La deuda es con el pueblo, no con el FMI"; "Aumento de emergencia de 100 mil pesos ya"; "Nunca más"; "No al ajuste de Milei"; "Al final "la casta' era el pueblo"; "Abajo el plan motosierra de ajuste de Milei y el FMI"; "No al protocolo de Bullrich"; rezaban los carteles presentes en la manifestación.

Cartel

"El plan de Milei es una declaración de guerra contra los derechos laborales, sociales": el documento de las organizaciones sindicales, sociales y políticas

Frente al Cabildo se montó un escenario donde los principales dirigentes de la manifestación leyeron un comunicado en conjunto. "En unidad, decenas de organizaciones populares, sindicales, piqueteras, estudiantiles, ambientales, de derechos humanos nos movilizamos para enfrentar el plan de ajuste y miseria de (Javier) Milei y el FMI", expresaron.

En el documento expresaron que "el Presidente ya anuncio su plan de gobierno", al que definieron como "una declaración de guerra contra los derechos laborales, sociales y democráticos de los trabajadores y el pueblo".

Entre los principales reclamos incluidos en el comunicado se indicó la "defensa del derecho a la protesta", el "freno a la represión y criminalización de la protesta", la "reapertura inmediata de paritarias y aumento general de salarios, jubilaciones y planes sociales" y que no se produzca "ningún despido ni suspensiones".

También rechazaron el "tarifazo de los servicios y el transporte público" y pidieron defender "la educación y salud pública y la ciencia y tecnología" así como la "reestatización con control de los trabajadores y usuarios de las empresas de servicios públicos".

"Contra el negacionismo del genocidio y la reivindicación de la última dictadura militar, llamamos a defender todas las conquistas sociales y democráticas. Ningún genocida suelto. 30.000 desaparecidos ¡Presentes!", señaló el texto.

Además señalaron la necesidad de "un paro activo nacional y un plan de lucha contra este brutal ataque contra nuestras condiciones de vida" y se consideró que "el camino es la más amplia unidad entre ocupados, desocupados y todos los sectores en lucha".

Al finalizar la lectura del comunicado, los referentes de las distintas organizaciones pidieron a los manifestantes desconcentrar de "manera ordenada y sin caer en provocaciones" por avenida de Mayo y Diagonal Norte.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de C5N (@c5n)

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: