El Gobierno redobló la apuesta y acusó al gobernador de Chubut de lanzar "una amenaza de carácter chavista"

A través de la Oficina del Presidente, el Ejecutivo respondió las advertencias de los gobernadores patagónicos.

Embed

En la misiva, con inusitada vehemencia, el oficialismo redobló la apuesta y planteó que “De ninguna manera el Poder Ejecutivo Nacional contribuirá al financiamiento del despilfarro de las provincias que se niegan a bajar gastos innecesarios, eliminar cargos políticos prescindibles y gobernar con la austeridad que la crisis económica heredada requiere”.

Abrazando el plan fiscal decidido por el Presidente y su ministro Luis Caputo, desde el Ejecutivo consideraron que "el Gobierno Nacional mantiene su compromiso con la reducción del gasto público" e instó a los gobernadores a que, "si no les alcanza la plata", reduzcan "drásticamente el gasto público como lo está haciendo" la actual administración nacional.

En ese sentido, desde Casa Rosada lamentaron que el gobernador Torres haya lanzado “una amenaza de carácter chavista respaldada por Axel Kicillof y el resto de los gobernadores” y recalcó su legitimidad para avanzar con el ajuste brutal contra las provincias. "El pueblo argentino eligió al presidente Javier Milei para terminar con los privilegios de la casta y eso es lo que va a suceder".

“Por todo lo expuesto, se le comunica al gobernador Torres que no existe la necesidad de que ponga ningún plazo de tiempo para llevar a cabo su plan de extorsión. Proceda con su amenaza de inmediato y hágase cargo de las consecuencias en la Justicia”, fue la desafiante provocación del Ejecutivo.

Profundizando la agresión a los mandatarios provinciales el comunicado aseveró que “Los gobernadores Kicillof, Torres, Quintela, Frigerio y demás, al igual que el Jefe de Gobierno Jorge Macri, deben entender que la Argentina eligió un cambio. Se acabó la era en que la casta malgastaba los recursos de los argentinos y luego iban a pedir limosnas al Banco Central a cambio de favores políticos”.

Concluyendo, desde la Oficina del Presidente afirmaron estar "en un punto de inflexión para nuestra Nación" y consideraron a esta conflictiva coyuntura como "un momento histórico". "Cada uno tendrá que elegir de qué lado quiere estar: si del lado de los que quieren que la Argentina siga igual, o del lado de la mayoría de los argentinos, que eligieron vivir en Libertad", cerraron la comunicación.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: