Atentado contra Cristina Kirchner: piden que se investigue sobre posibles autores intelectuales

La querella de la vicepresidenta insiste en que el intento de magnicidio fue planificado por otras personas y no quienes finalmente lo ejecutaron. Sin embargo, la Justicia federal se centra en los detenidos y algunos eventuales cómplices.

En medio de la investigación por el atentado contra Cristina Kirchner, la querella de la vicepresidenta reclamó que se investigue quiénes son los autores intelectuales del intento de magnicidio.

Por su parte, la Justicia federal se centra, al menos hasta ahora, en los autores materiales y algunos eventuales cómplices cuyo contacto con los hechos surge de conversaciones de WhatsApp.



Sin embargo, y aún sin pistas firmes, la Justicia federal insisten en que todas las líneas de investigación permaneces abiertas y se buscará descifrar quiénes pudieron estar por detrás de los autores del ataque fallido contra la vicepresidenta ocurrido el 1° de septiembre, según detalló Télam.

La idea de que el ataque fue planificado por otras personas y no por quienes finalmente lo terminaron efectuando es una de las principales líneas investigativas empujada por la querella, y de la misma expresidenta, quien el último viernes lo hizo saber cuando alegó en defensa propia en el juicio que se le sigue por el caso conocido como “Vialidad”.

“Nadie puede pensar que esa banda (de autores materiales) planificó o ideó la autoría intelectual de lo que me hicieron”, sostuvo Cristina desde su despacho del Senado en el marco de una audiencia que se transmitió en vivo.

En la misma línea se manifestó el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández y se mostró "convencido" que detrás de los responsables materiales “hay una mente siniestra que está incentivando esas conclusiones”.

Los detenidos por la causa del ataque contra Cristina Kirchner

  • Fernando André Sabag Montiel: están detenidos y procesados como coautores del hecho. Está señalado como el hombre que gatilló una pistola con cinco balas en el cargador apuntada a la cabeza de la exmandataria
  • Brenda Uliarte: es quien acompañó a Sabag Montiel hasta el lugar del hecho y se jactaba en mensajes de WhatsApp de haberlo enviado a cometer el magnicidio.
  • Agustina Díaz: es quien registra conversaciones con Uliarte, al menos desde el 4 de julio, en las que se habla de matar a la presidenta del Senado e incluso de cómo esconderse luego para evadir el accionar de la Justicia. Díaz usaba una línea telefónica a nombre de Uliarte y su teléfono comenzará a ser peritado esta semana.
  • Nicolás Gabriel Carrizo: protagonizó una entrevista junto con Uliarte en el noticiero de Telefe, en la que se presentó como el jefe de un grupo de vendedores de copos de nieve que estaban recibiendo amenazas por haber tenido entre sus empleados a Sabag Montiel. Las conversaciones encontradas en su teléfono lo muestran como alguien que conocía el plan para matar a la Vicepresidenta, además de que surge de ellas que habría aportado una pistola que no fue finalmente la que se usó en el ataque fallido. Carrizo se presentó a la Justicia de manera voluntaria luego de que fuera detenida Uliarte; del mismo modo entregó su teléfono celular (y la clave de acceso) en el que se encontraron las pruebas que lo incriminan.

Bajo un fuerte operativo de seguridad del Grupo Especial de Asalto Táctico de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), los cuatro detenidos por el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Kirchner fueron trasladados a cárceles federales de máxima seguridad.

La decisión del traslado de los detenidos fue resuelta en las últimas horas por la jueza federal número 5, María Eugenia Capuchetti, quien tiene a su cargo el expediente por el atentado contra la vicepresidenta.

Protegidos con cascos y chalecos antibala, Sabag Montiel, Uliarte, Díaz y Carrizo fueron llevados primero desde el aeropuerto de Ezeiza y el aeroparque Jorge Newbery a la alcaldía del Palacio de Tribunales.

Cómo sigue la investigación

Además del celular de Díaz que será peritado esta semana, hay al menos otros 5 teléfonos secuestrados en distintos allanamientos que serán sometidos a peritajes en los próximos días, aunque es baja la expectativa de que surjan de allí datos de trascendencia.

Por el momento, la causa pasó a estar bajo secreto de sumario mientras se llevan a cabo una serie de medidas que había solicitado el fiscal Gerardo Pollicita y que tienden a determinar quiénes financian ese espacio.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: