26 de noviembre 2021 - 21:27

Crimen de Lucas González: los policías violaron todas las normas y principios que deben respetar

La abogada Natalia Salvo indicó que el accionar policial en el caso del futbolista "forma parte de la violencia institucional de la Policía de la Ciudad"

El caso de Lucas González responde a una estadística alarmante que consta en el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: de cada tres casos diarios de violencia institucional, el 50% está concentrado en las comunas del sur y responde al patrón de estigmatización de aquellas personas que tienen un determinado color de piel, se visten de cierta forma; y que por ese hecho, parecen ser son peligrosos para la ciudadanía y para las mismas fuerzas de seguridad.

La Policía esta determinada a ciertas normas y principios en su accionar. La Ley 5.688 de la Ciudad, que rige el accionar policial y el sistema publico de seguridad, cuenta con cinco principios. El primero es respetar los derechos humanos de los tratados internacionales y la Constitución Nacional, las leyes, y reglamentos.

El segundo es que las fuerzas de seguridad tienen que contar con criterio de oportunidad y evaluar si su accionar va a ser propicio para prevenir o disuadir un delito. El tercero apunta a que debe tener un accionar proporcional a los hechos: si tiene injerencia en los derechos de los que están cometiendo un delito, debe ser mínima y no excesiva de manera tal que no pongan en peligro su vida.

Las dos reglas restantes tienen que ver con el accionar gradual, por ejemplo, en el caso de utilización de armas, tiene que ser ejercida en tanto y cuando se encuentra en peligro la vida de terceros o la del propio policía; y además los efectivos deben ser responsables directo de los propios hechos.

En el caso de Lucas no se cumplieron ninguno de estos cinco casos: los chicos no estaban actuando bajo ninguna situación de peligro que ameritara que una patrulla que iba de civil, sin voz en alto, sin sirenas, procediendo con armas de fuego actuara de la forma que lo hizo. El uso de un arma de fuego debe ser para repeler un determinado accionar. Las fuerzas de seguridad tienen como función cuidar los derechos, la libertad, la integridad física y la vida de todas las personas, no solamente de un sector.

DEJA TU COMENTARIO: