Ucrania denunció que envenenaron a la esposa del jefe de espías con mercurio y arsénico

La primera hipótesis es que Marianna Budanova, la mujer de Kyrylo Budanov, ingirió los metales pesados en su comida. La mujer se recupera en un hospital.

Ucrania denunció que Rusia envenenó a Marianna Budanova, la esposa del jefe de inteligencia militar (GUR), Kyrylo Budanov, quien se recupera en un hospital.

El vocero de la agencia de espías, Andrei Yusov, sugirió que Moscú tiene agentes encubiertos en Ucrania, y apuntó a que "la principal hipótesis" es que la mujer ingirió el veneno en su comida.

Moscú culpó a los servicios secretos ucranianos por los asesinatos de un bloguero ruso pro-guerra y un periodista pro-guerra en suelo ruso. Kiev niega estar involucrado en esas muertes.

Yusov sostuvo que se trató de un envenenamiento deliberado con metales pesados, "especialmente con mercurio y arsénico", que aparentemente Budanova ingirió en la comida y no por accidente. Porque estas sustancias no se utilizan de ninguna manera en la vida cotidiana ni en los asuntos militares.

Recalcó que el objetivo del envenenamiento era Marianna Budanova y no su marido: "Simplemente, es imposible alcanzar directamente al comandante (Budanov) de esta forma".

El jefe de la inteligencia ucraniana Budanov

El intento de envenenamiento

Si bien aún no está claro cuándo ocurrió el presunto envenenamiento de la esposa de Budanov, la mujer se quejó de malestar y fue ingresada en el hospital para realizarle pruebas.

La víctima fue hospitalizada "hace más de una semana", indicó el vocero, quien agregó que está recibiendo tratamiento y se está recuperando en el hospital.

Budanova, psicóloga y asistente del alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, es la segunda esposa de Budanov. Vive con su marido en su cuartel general fortificado. En agosto, Budanov detalló que estaba constantemente con su esposa por razones de seguridad.

Moscú quedó expuesto por posibles agentes encubiertos en Ucrania

Contando con este incidente, la inteligencia ucraniana remarcó que Budanov fue objetivo de diez intentos fallidos de asesinato. En 2016 se convirtió en uno de los generales más jóvenes de Ucrania, y en 2020 fue nombrado jefe de la inteligencia militar con tan solo 34 años.

Durante el desarrollo de la guerra entre Rusia y Ucrania, Budanov encabezó múltiples operaciones para atacar a Rusia con misiles y drones en los casi dos años de conflicto desde la invasión de Ucrania.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: