Los ocho nietos de la reina Isabel II participaron de la vigilia en torno al féretro de su abuela

Sus familiares permanecieron de espaldas al ataúd en la Vigilia de los Príncipes por más de 15 minutos, mientras afuera se congregaban miles de personas para darle el último adiós a la fallecida monarca.

Los ocho nietos de la reina Isabel II participaron este sábado de la tradicional guardia de vigilia en torno al féretro de la reina Isabel encabezados por el príncipe de Gales, Guillermo.

Estuvieron presentes el duque de Sussex, Enrique, hermano del príncipe Guillermo, así como Peter Phillips, Zara Tindall, las princesas Beatriz y Eugenia, Luisa y el vizconde de Severn, Jacobo. El mayor es Peter Phillips, de 44 años, mientras que Jacobo tiene 14.



Todos sus nietos permanecieron rodeando el ataúd y permanecieron de espaldas a él aproximadamente 15 minutos, como indica la tradición de la monarquía británica, mientras miles de personas desfilaban en una larga cola de 14 horas en las afueras del Parlamento de Londres para despedir a quien estuvo 70 años al frente de la corona británica.

vigilia reina isabel II

Guillermo y Enrique vistieron su uniforme militar, pese a que el más joven de los hermanos abandonó la familia real junto a su esposa, la exactriz estadounidense Meghan Markle, para instalarse en California. Se logró por petición expresa de su padre, el rey Carlos III. Los otros seis nietos vestían de negro riguroso similar al que ya mostraron en otros actos desde el fallecimiento de Isabel II.

Según la prensa británica, esa aparición pública de Enrique y Guillermo costó 45 minutos de negociaciones y buscaba mostrar un acercamiento entre ambos, después de que la relación se tensara aún más tras la explosiva entrevista de 2021 en la que Enrique y Meghan acusaron a la familia real de racismo.

"Adiós, amada abuela. Fue un honor ser tus nietas y estamos muy orgullosas de ello", escribieron en un mensaje difundido por el Palacio de Buckingham las hijas del príncipe Andrés, Beatriz y Eugenia. "Todos te echaremos mucho de menos", apuntaron.

vigilia.webp

El príncipe Guillermo y su padre, el rey Carlos III, se acercaron más temprano de manera sorpresiva a saludar a los miles de británicos que despedían a la reina. Vestidos con traje y corbata negra, ambos saludaron y conversaron con el público congregado en la capital inglesa, que los recibió al grito de "Viva el Rey", "Dios bendiga al príncipe de Gales".

Previamente, ambos monarcas habían visitado la sede de la Policía Metropolitana para agradecer por la tarea en materia de seguridad desde la muerte de Isabel II, el jueves 8 de septiembre. La capilla ardiente, que está instalada desde el miércoles en el Westminster Hall, el salón más antiguo del Parlamento británico, llegó a acumular una cola de 24 horas que hoy se acortó a 14.

vigilia de los principes.jpg

Se espera que unas 750.000 personas pasen por allí hasta la madrugada del lunes, cuando se cerrará las puertas de la capilla ardiente y se realizará un funeral de Estado.

La tradición de vigilia en torno al monarca fallecido se denomina formalmente Vigilia de los Príncipes. Se inauguró en 1936, cuando el rey Eduardo VIII y sus tres hermanos, Alberto, Enrique y Jorge, rodearon el féretro de su padre, el rey Jorge V. Desde entonces solo se ha repetido en 2002 con la reina madre.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: