Hamás afirma que Israel mató a dos rehenes durante el operativo de rescate

A través de Telegram, las brigadas Al Qassam informaron que durante la liberación de los cuatro rehenes otros dos murieron israelíes murieron, además de unos 200 palestinos.

Israel, "cometiendo masacres horribles, pudo liberar a algunos de sus rehenes, pero mató a otros durante la operación", dijo el portavoz de las Brigadas al-Qassam, Abu Ubaida, en un comunicado en su canal de Telegram.

Las fuerzas israelíes rescataron en una incursión en Gaza a cuatro rehenes en poder de Hamás desde octubre, mientras que más de 200 palestinos murieron en ataques aéreos en la misma zona, según responsables de Hamás, en uno de los asaltos más sangrientos de la guerra.

No estaba claro de inmediato si el rescate de los rehenes y el ataque aéreo israelí formaban parte de la misma operación, pero ambos tuvieron lugar en Al Nuseirat, una zona de Gaza densamente edificada y a menudo asediada en los ocho meses de guerra entre Israel y Hamás, el grupo islamista que gobierna el territorio palestino.

"La operación del sábado supondrá un gran peligro para los rehenes enemigos y repercutirá negativamente en sus condiciones y sus vidas", añadió Abu Ubaida.

Distintas celebraciones en Israel tras la liberación de cuatro rehenes

Tras la liberación de cuatro rehenes israelíes en Gaza, un grupo de personas se concentró frente al hospital donde se encuentran los rescatados para celebrar y agitar banderas, escena que se replicó en distintas partes de Israel.

El ejército anunció este sábado la liberación de Noa Argamani, de 26 años; Almog Meir Jan, de 22; Andrey Kozlov, de 27; y Shlomi Ziv, de 41, tras una operación "compleja" en el campo de refugiados de Nuiserat, en el centro de la Franja de Gaza. Los cuatro habían sido secuestrados el 7 de octubre durante el festival de música electrónica Nova en el sur de Israel por milicianos de Hamás y otros grupos islamistas.

En la entrada del Hospital Ishilov, de Tel Aviv, donde está hospitalizada por un cáncer cerebral la madre de Noa Argamani, los pacientes se reunieron con la esperanza de ver llegar a la ahora exrehén.

Una imagen de Argamani gritando "¡No me maten!", mientras sus secuestradores la obligaban a subir a una motocicleta, tuvo un impacto mundial. Su madre, de doble nacionalidad china e israelí, publicó desde entonces varios mensajes para expresar su desesperación ante la posibilidad de morir sin volver a verla.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: