3 de mayo 2022 - 18:27

Crecen las protestas ante un posible fallo de la Corte Suprema de EE.UU contra el aborto

Pro y anti aborto se manifestaron frente al Tribunal Supremo después de que se filtrara un borrador de una sentencia que marcaría un retroceso en los derechos de las mujeres.

Los alrededores del Tribunal Supremo de los Estados Unidos amanecieron vallados este martes. Decenas de personas a favor y en contra del aborto se manifestaron tras la revelación de un borrador de una sentencia de la Corte para anular el fallo "Roe vs Wade" que protege el derecho de las mujeres a abortar en todo el país.

"Fuera prohibiciones de nuestros cuerpos" o "católicos a favor del aborto" eran algunos de los mensajes que se podían leer en varias pancartas en el lado izquierdo de los escalones de acceso al Máximo Tribunal. En el lado derecho las consignas eran "el aborto es violencia" o "desinvertir en el aborto ahora".

En una filtración sin precedentes, el portal Político difundió este lunes por la noche un dictamen redactado en febrero que despliega un rechazo contundente y sin reparos a la histórica sentencia de 1973. La autenticidad del borrador fue confirmada por el presidente de la Corte que anunció el inicio de una investigación.

Embed

La situación desató un vendaval político y revivió una antigua discusión que parecía superada. Hasta el presidente Joe Biden catalogó el fallo de "radical" y dijo que si se ratifica implicaría un "cambio fundamental" que pondría en riesgo otros derechos.

La senadora Elizabeth Warren, quien fuera candidata a las primarias demócratas en 2020 contra Biden, apareció por sorpresa frente al tribunal para dar su apoyo a los manifestantes a favor del aborto.

Warren dio un apasionado discurso en el que advirtió contra las consecuencias que la decisión del Supremo tendría sobre la gente más humilde.

La resolución sobre esta causa se espera para el verano boreal. Una fuente judicial confió al portal Político que Clarence Thomas, Samuel Alito y los tres jueces designados por el expresidente Donald Trump no modificarían su postura a pesar del escándalo. En cambio los magistrados más progresistas pujan por torcer el rumbo.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: