Tomar vino en copa volvió a ponerse de moda: cómo es la tendencia en restaurantes de Buenos Aires

La coincidencia es combinarlos con deliciosas comidas, típicamente servidas en porciones reducidas.

En la Argentina, el consumo del vino es algo que definitivamente jamás pasará de moda. Siempre se van renovando los sabores, o surgen nuevas bodegas, lo cual genera que esta cultura esté en constante movimiento.

Ahora, seis establecimientos ofrecen experiencias únicas, desde dispensadores innovadores hasta happy hours y catas, transformando el consumo de bebidas en una experiencia más relajada y versátil, no solo limitada a acompañar la comida.

En qué restaurantes se puede volver a encontrar la moda de tomar vino en copa

-copa de vino

Aldo's restorán

Aldo Graziani, reconocido sommelier, dirige Aldo’s Restorán, un lugar donde se fusionan vinos exclusivos de Argentina con una cocina deliciosa de influencia ítalo-americana.

La variedad de vinos abarca desde pequeñas bodegas hasta grandes productores en todo el país, presentando tanto partidas limitadas como clásicos argentinos. La extensa carta ofrece más de 700 opciones por botella y 50 etiquetas para disfrutar por copa, incluyendo vinos de alta gama servidos con el sistema Coravin.

Hay para elegir entre espumantes, blancos, naranjos, rosados, claretes, tintos y vinos de postre, en medidas de 75 cc, 150 cc, 175 cc y 250 cc.

Casa seis

En Casa Seis, un acogedor rincón en Chacarita, se invita a disfrutar de una experiencia única maridando vinos de diversas regiones argentinas con tapas de autor.

La sommelier Florencia Turdera ha seleccionado cuidadosamente cada vino para complementar las distintas creaciones culinarias del menú, ofreciendo una intrigante combinación de sabores y texturas.

Para quienes prefieren degustar por copa, se ofrecen tres opciones fijas (El Gordo en Motoneta Pinot Grigio, el Indeleble rosado y el 10 Meridianos Malbec de bodega Numerología), además de tres variedades que cambian semanalmente (un blanco con cuerpo, un naranjo y un tinto ligero).

Mago

En Mago Parrilla, se fusionan exquisitos cortes de carne con una selecta variedad de vinos bajo la experta guía de la sommelier Marcela Rienzo.

La cava, ubicada estratégicamente en el salón, alberga etiquetas provenientes de todas las regiones vinícolas argentinas, incluso aquellos proyectos menos conocidos que ofrecen una inmejorable relación calidad-precio.

La carta de vinos se renueva cada seis meses, permitiendo así explorar y descubrir nuevas propuestas, desde vinos elaborados con uvas poco convencionales hasta aquellos provenientes de zonas vitivinícolas menos tradicionales, como Buenos Aires, Entre Ríos y Jujuy.

Somos asado

En Villa Crespo, el restaurante Somos Asado ofrece una experiencia gastronómica única, centrada en carnes maduradas y platos de autor cocinados en horno a leña.

Complementando esta propuesta, presentan una cautivadora selección de vinos que abarca diversos estilos y regiones vinícolas de Argentina. El objetivo es brindar a los clientes la oportunidad de explorar y descubrir nuevos ejemplares que se ajusten a sus gustos y preferencias.

Con 8 a 6 opciones por copa que cambian regularmente, adaptándose a la temporada del año, buscan armonizar perfectamente con los sabores del menú.

La sugerencia de la casa es ir por la copa entera, de 200 ml, pero también ofrecen media copa y medida degustación.

Hierro

Hierro, con ubicaciones en Palermo, Nordelta y Málaga (España), es mucho más que una simple parrilla. Aquí, se fusionan las carnes maduradas en su interior con vegetales de estación, coctelería de autor y una amplia selección de vinos.

Su propuesta vinícola es destacable, ofreciendo algunas etiquetas disponibles por copa en medidas de 150 cl. La carta se divide en dos secciones: los clásicos, como el Hermandad Chardonnay, y los especiales, como el DV Catena Zapata Malbec.

Allí, algunas de sus etiquetas se pueden pedir por copa (en medidas de 150 cl).

Malcriado

Malcriado - Entre Fuegos y Vinos - es mucho más que un simple restaurante y wine bar, con sedes en Parque Leloir y Tortuguitas. Es un espacio donde los vinos y las carnes son los grandes protagonistas.

Lo más llamativo son las modernas máquinas dispensadoras que ofrecen distintas medidas de vinos especialmente seleccionados para maridar con la propuesta gastronómica del lugar. La selección, a cargo del dueño Marcelo Gil, abarca desde opciones accesibles de gran calidad hasta vinos de alta gama.

Se pueden degustar por medida de 35 cc, media copa (90 cc) y copa entera (180 cc).

DEJA TU COMENTARIO: