Los contrastes en la vida de Mariana Genesio: "Cuando vine a Buenos Aires, sabía que iba a ser famosa"

La actriz dialogó sobre su infancia marcada por las necesidades y el rol fundamental de su abuela. La búsqueda del amor, su identidad y el inicio de una carrera que marcó un antes y un después en su vida.

La actriz y modelo Mariana Genesio se subió a El viaje con Diego Iglesias para hablar sobre los hitos más destacados de su carrera y su vida: la búsqueda del amor, de su identidad y su inclinación por la actuación que terminaría por marcar un antes y un después.

En el ciclo de entrevistas que lleva adelante el periodista Diego Iglesias en C5N, Genesio se refirió a las diferentes recompensas que obtuvo a lo largo de su carrera y admitió que en un momento pensó que el amor no era para ella.



En cuanto a su niñez, su vida en Córdoba tuvo momentos difíciles, se crió en una casa humilde y sin lujos, pero aclara: "Mi abuela tenía otra posición económica, me llevaba a colegios privados y trataba de inculcarme que aspirara a otra clase social. Estoy acostumbrada desde chiquita a vivir con esos extremos".

La figura de su abuela fue muy importante, ella era la persona que más la apoyaba y entendía. Durante su adolescencia empezó a pelearse más con sus padres y terminó viviendo con ella. "Tenía un vínculo muy fuerte con mi abuela. Ella me daba posibilidades y libertad, no solo por la plata sino por mis inclinaciones, mis mambos de identidad de género, cosa que con mis padres no lo podía vivir tan libremente", explicó.

genesio foto

"Tenía un vínculo muy fuerte con mi abuela", recordó la actriz y modelo.

A medida que crecía, Mariana Genesio se dio cuenta lo que en realidad quería ser y lo difícil que sería el desafío. "Cuando era más chica tenía el deseo y necesidad de ser mujer, la solución para eso era ser travesti. En mi infancia la imagen del travesti del barrio era la de un ser marginal. Las personas que se dedican a la prostitución, mueren jóvenes, para coincidir con mis sentimientos ese era el camino, así era un conflicto", define.

Por ese contexto es que sus papás tenían miedo y no encontraba aceptación en su familia. "Esa es la parte más dolorosa, para ser quien soy tengo que sacrificar esa parte de mi vida", resalta la actriz pero aclara que esa ruptura fue momentánea, que a medida que la veían crecer y lograr diferentes metas, empezaron a comprender y aceptarla.

Su viaje empezó cuando Mariana abandonó Córdoba y llegó a Buenos Aires. "Yo sabía que iba a ser famosa, no sabía cómo no me tenía mucha fe como actriz", explicó Mariana. Pero entre los principales obstáculos, Genesio aseguró que "había actrices trans, siguiendo estas referencias, los lugares que había era el teatro de revista".

"Pensé que nunca me iba a pasar, pasaban los años y no me enamoraba nunca. En el momento que lo solté apareció. Fue como una sorpresa enorme", admitió. Encontrar el amor, admitió, fue una gran llave que le abrió puertas a experiencias nuevas.

El viaje foto ambos.jpg

"Pasaban los años y no me enamoraba nunca", recordó en la entrevista con Diego Iglesias.

Genesio contó que se conoció con Nicolás Giacobone en 2009, cuando ella estaba tomando un café en un reconocido bar porteño, mientras pensaba si debía volver a Córdoba, ya que no no conseguía afirmarse en Buenos Aires. "Un hombre entró a pedir una dirección y yo estaba ahí, nos quedamos hablando y lo invité al teatro", explicó Mariana.

Fue un amor a primera vista, que avanzó muy rápidamente, al poco tiempo empezaron a salir y al mes ya ella estaba viviendo en la casa de él.

La actriz admitió que la relación no se mantiene como en sus comienzos, de todos modos se ven regularmente y adoptaron un perro:"Me propuse construir desde ese amor que todavía existe una nueva manera de relacionarnos".

Durante el momento en que Giacobone fue nominado a los Oscar por ser coguionista de la película "Birdman", ambos viajaron a Nueva York y residieron en la ciudad por varios meses.

De ese período de tiempo, la actriz recuerda con cariño diferentes momentos y afirma que "para mí vivir en New York era un flash, era como estar en un set de tv. De repente era tomar un avión para ir a Los Ángeles con celebridades".

foto ambos.jpg

"Para mí vivir en New York era un flash", aseguró.

-¿Cómo definirías tu viaje hasta acá?

-Me siento como en una película. Trato de que sea una película romántica y no de terror. Pero como en las películas, también hay situaciones tristes. No siento que llegué a ningún lugar, todos los días es empezar de nuevo.

DEJA TU COMENTARIO: